La catedrática de Ciencia Política y número 3 del Partido Popular en las listas por Madrid para las elecciones generales del 28 de abril, Edurne Uriarte, ha abogado por «combatir el discurso de legitimación de ETA» que se lleva a cabo en la actualidad y «recordar lo que fue el terrorismo».

La Asociación Esteban de Garibay ha celebrado este sábado en Bilbao una mesa redonda titulada ‘El terrorismo y sus consecuencias: la importancia de la verdad’ con el filósofo Fernando Savater; la catedrática de Ciencias Políticas, Edurne Uriarte, y el catedrático de Ciencia Política, Rogelio Alonso.

Entre los asistentes a la charla se ha podido también ver también al ex delegado del Gobierno en Euskadi e impulsor de la asociación, Carlos Urquijo; la expresidenta del PP vasco María San Gil; el eurodiputado popular Carlos Iturgaiz, o el exlíder de UPyD Gorka Maneiro, entre otros.

En declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de la conferencia, Edurne Uriarte ha afirmado que «lamentablemente nos seguimos enfrentando todavía en términos de verdad a lo mismo que nos enfrentábamos cuando estábamos combatiendo a ETA».

«Se sigue el discurso de los dos bandos, las dos partes que tenían la misma razón… el discurso de la legitimación de ETA», ha lamentado, al tiempo que ha apostado por «combatir ese discurso» y recordar «lo que fue el terrorismo durante muchos años de democracia». «Es fundamental reivindicar la verdad sobre el terrorismo y reivindicar la verdad sobre la memoria de las víctimas», ha añadido Uriarte.

SAVATER

Por su parte, el filósofo Fernando Savater ha reconocido que el terrorismo «como práctica» ha finalizado, pero «ahora queda como teoría». «El terrorismo practicó sus crímenes para algo y ahora estamos ya en el algo», ha incidido.

En este contexto, ha considerado «importante» la construcción de un relato en tanto en cuanto pueda servir de «validación a proyectos políticos presentes y futuros», y ha abogado por que no se «oculte lo ocurrido».

Asimismo, a la hora de la construcción del relato, ha destacado la importancia de la educación en los más jóvenes «para evitar que caigan y cometan los errores de los demás».

Tras recordar que lo que rompía la convivencia en el pasado era la existencia de «una banda de criminales que cometían fechorías», ha apostado de cara al futuro por «evitar» aquello que rompe la convivencia, porque «la Constitución y las leyes son convivencia».