Según la agencia EFE, el Gobierno de Estados Unidos ha aportado nuevos argumentos a su acusación contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Además se mantienen los 17 cargos por los que estaba condenado, lo que puede suponer hasta 175 años de cárcel.

Como comenta la abogada de Assange, Florence Iveson, Estados Unidos “está tratando de añadir una cantidad de conductas considerable y extender el caso de manera significativa”. Iveson argumentó que ese nuevo material debería haberse agregado al proceso “en una etapa mucho más temprana” y aseguró que «puede afectar a la toma de declaraciones a testigos en septiembre». De este modo se retrasa el juicio de extradición.

Los abogados de Julien Assange siguen reclamando la falta de acceso a su cliente desde marzo. Desde el inicio de la pandemia las autoridades penitenciarias han aludido a causas médicas o problemas logísticos.

En medio de las nuevas consideraciones y problemáticas entorno al caso el periodista Oriol Sabata recuerda a través de su cuenta oficial de Twitter que justamente hoy hace ocho años Ecuador concedía asilo político a Assange hasta que «tras la traición de Lenin Moreno, sigue encarcelado en Reino Unido por revelar crímenes de guerra estadounidenses».