La Casa Blanca calificó hoy de «francas y constructivas» las conversaciones que mantienen Estados Unidos y China para alcanzar un acuerdo comercial, que proseguirán la próxima semana en Washington con la visita de una delegación oficial de Pekín.

«Las dos partes continuaron realizando progresos durante las francas y constructivas conversaciones sobre la negociación y sobre los próximos importantes pasos», declaró el Gobierno estadounidense en un comunicado.

La nota llega después de que este mismo viernes terminara en Pekín una nueva ronda de negociaciones que las delegaciones de ambas potencias tildaron igualmente de «constructivas».

Aunque en otras ocasiones los negociadores han aportado detalles o publicado comunicados de prensa sobre estos encuentros para zanjar la guerra comercial que mantienen las dos mayores economías del planeta, en esta ocasión no ha trascendido más información.

No obstante, el secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, recurrió hoy a su cuenta oficial de Twitter para expresar que está «deseando recibir al viceprimer ministro de China, Liu He, en Washington la semana que viene para continuar con estas importantes conversaciones».

En la mesa de negociaciones se encuentran diversos temas espinosos, como la imposición muta de aranceles entre ambos países, el desequilibrio de la balanza comercial a favor de Pekín, la transferencia forzada de tecnología, la protección de los derechos de propiedad intelectual o las trabas a la inversión extranjera.

El pasado 1 de diciembre, en el marco de la cumbre del G20 en Buenos Aires, loss presidentes de China, Xi Jinping, y de EEUU, Donald Trump, acordaron una tregua comercial y se dieron un plazo para tratar de solucionar sus desavenencias.

Sin embargo, y a pesar de unas muestras iniciales de buena voluntad por ambas partes, la semana pasada Trump afirmó que mantendría algunos aranceles sobre los productos chinos «por un periodo sustancial» hasta estar seguro de que Pekín cumplirá los acuerdos.