Un reciente artículo en elDiario.es describe un retiro de tres días llamado Effetá, que es exclusivo para jóvenes católicos y que se realiza en la Hospedería del Valle de los Caídos. El retiro ofrece a los participantes la “oportunidad de desconectar de sus rutinas diarias y de sus dispositivos digitales para tener un encuentro con ellos mismos y con Dios”. Los participantes describen la experiencia como una oportunidad de profundizar en su fe y de encontrar un sentido más profundo en la vida. Sin embargo, el movimiento ha sido tachado de secta por la forma en que cambia a los participantes, haciéndolos más radicales y alejándolos de sus amigos y familiares.

Un vídeo que ha generado controversia en las redes sociales muestra a un grupo de personas bailando al ritmo de la canción “Madre Tierra” de Chayanne. Sin embargo, el lugar donde se llevó a cabo la coreografía ha causado revuelo, ya que fue en el Valle de los Caídos. Este tema musical ha sido uno de los más populares en los últimos años y ha sido reproducido en numerosos eventos como verbenas, discotecas, bodas y cumpleaños. El grupo que aparece en el vídeo pertenece a Effetá.

Ponerse a hacer el chimpancé en un mausoleo donde están enterradas más de 30.000 personas no es la mejor manera de que la gente vea con buenos ojos a grupos como Effetá o Hakuna.pic.twitter.com/REFitdTPgC

— EL TALAVERANO (@Talaverano78) March 23, 2023

El retiro Effetá es un evento exclusivo para jóvenes católicos que se realiza en la Hospedería del Valle de los Caídos. El retiro dura tres días, desde el viernes por la tarde hasta el domingo por la tarde, y durante este tiempo los participantes están desconectados de sus dispositivos móviles y de sus rutinas diarias. Los participantes son animados a no revelar detalles sobre las actividades del retiro, ya que se considera que la experiencia es mucho más valiosa que las palabras.

El movimiento ha atraído a centenares de jóvenes, y se describe como un tipo de cristianismo “guay” que no es tan radical como otros grupos católicos más conservadores. Sin embargo, también hay críticas al movimiento, especialmente en la forma en que cambia a los participantes. Según el psicólogo Miguel Perlado, ha atendido a varias familias preocupadas por el cambio repentino en sus hijos después de que estos participaran en el retiro Effetá. Los cambios incluyen abandonar el entorno previo, tanto actividades como amistades, para relacionarse únicamente con “la gente de Effetá”, y pasar a estar mucho más centrados en actividades de la Iglesia.

Además, el artículo menciona que algunas personas se han quejado de cambios de actitud y comportamiento después de haber pasado por el retiro. Un ejemplo se da en una amiga que “volvió de Effetá siendo otra persona”, y otra amiga que confirma que “estuvo rara” al volver de este evento. También hay preocupaciones sobre la forma en que el movimiento monopoliza el tiempo y el espacio mental de los participantes.

Otro aspecto del movimiento que se ha destacado es su secretismo. Los participantes son animados a no revelar detalles sobre las actividades del retiro, y esto ha llevado a cierta mística en torno al movimiento. Sin embargo, algunos han criticado este enfoque, argumentando que el secretismo solo aumenta el riesgo de que se produzcan abusos o comportamientos inapropiados.

El psicólogo Miguel Perlado también advierte sobre el peligro de los comportamientos sectarios de algunos movimientos religiosos que han surgido con fuerza entre los jóvenes católicos en España. A lo largo del último año, ha atendido en su consulta a tres familias preocupadas por el cambio “súbito” de sus hijos después de pasar por Effetá. Perlado señala que para las vocaciones religiosas es necesario un tiempo y una maduración, y no se pueden acelerar los procesos. Además, según Perlado, en las conductas que ha analizado hay “cambios prototípicos”, como la decisión de abandonar el entorno previo, tanto actividades como amistades, para relacionarse únicamente con “la gente de Effetá”. En los casos analizados, este entorno religioso poco a poco va “monopolizando más el tiempo” y “el espacio mental”.

1 Comentario

  1. Con 55 años y experiencia como familia evangelizadora en varios países, conocedora de las realidades eclesiales, por haber participado e impulsado muchas de ellas, puedo decir que EFFETÁ Y EMAÚS (han ido ido hijos y aunque «no me digan todo» entre líneas se dice todo) y son actividades sanas SIEMPRE Y CUANDO no se mantenga en el tiempo la manipulación emocional de la persona.

    Conversión sí ,de las cosas que te hacen daño, pero alejamiento de tus amistades de siempre ,(aunque tomen alcohol o drogas o sexo), sin prepararse poco a poco sin ir a «evangelizarlos» indica que promueven el alejamiento del afecto natural de la sociedad.
    Le falta ( lo he investigado) a EMAÚS Y EFFETÁ planes de formación en sentimientos, emociones, psicología del ser, «saber decir que no.. a «tus pecados» pero no a las personas que forman tu comunidad natural. La comunidad o grupo parroquial donde se vayan a integrar lo han de saber. Recibir solo formación religiosa no tiene sentido hoy. Primero hombre y luego santis. Conversión sí, pero desconexión de tu entorno, no. Falta un punto de equilibrio . Y para ello la inversión económica de la iglesia, en lugar de reparar al 100% templos y edificios,que «reparen en un % cion $$» la psicología y afectis tan dañadas en esta sociedad.

    El mismo esfuerzo ( o mayor aún) de promover EFFETÁ O EMAÚS, ha de ser el seguimiento a los que «han salido». Si la Iglesia (desde la C.E.E. es España y respectivas diocesis.) Los COFs en España deberían gestionarse para atender la demanda formativa y orientadora de todos estos grupos nuevos. Evitar vocaciones (desde las matrimoniales por emoción, y las «clásicas mallamadas en exclusividad vocación» religiosas,también por emoción/sentimiento).
    La conversión ha de ser acompañada y sin la estructura adecuada «se convertirán en abandono de la fe, matrimonisl y religiosa en unos años ; luego crecer muchinen estis grupos es comonrl aumfnto de vicsciobescen lis sños 1950-79. Luego una desbandada y muchos afectivamente dañados, por haberse sentido manipulado ( un % luego sin manipuladores y al extremo por no haber tratado la falta de afecto en su niñez y en su familia son posible candidatos a pederastas) tanto de claretianos, jesuitas, salesianos, calasanz, operarios.. ..todos han tenido casos y omito otras congregaciones que son muchas …algunas en crisis profunda
    Seamos prudentes y «no tiremos campanas al vuelo».
    Al Opus se ha puesto un alto desde Roma pues no han salido tanto a la luz pero muchos los han cambian de destino incluso les «cambian» «legalmente» nombres y apellidos parea rehscer sus vidas. Ni la policía les encuentra ..(…lo sé en primera persona ).
    A los Legionarios de Cristo todavía les queda camino en «quitar tanto poder y control,» ( manipulacion de lis afectos ) desde los más antiguos formadores que deriva en trastornos psicológicos y enfermedades tempranas de cáncer en sus «reclutados». El mismo A. Corcuera(+) lo sufrió por «aceptar» el cargo de «ocultar mucho del Fundador»y hacer una primera transición. Y actualmente siguen saliendo casos de abusos en esa «nueva» Federación.

    No juguemos con las personas. Respetar la vida en todas sus etapas es fundamental y la iglesia es responsable de muchos «abortos» de»,vocaciones» por promover la «promiscuidad [entendida por cuántos han ido a EFFETÁ] de nuevas grupos,.

    Cuidado. Velad por TODAS las ovejas del redil, cuántas más, más difícil es cuidar de CADA UNA!!!!.

    URS.

    .

DEJA UNA RESPUESTA