El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha respondido al PNV que en Euskadi «no hay un problema con la oposición sino con las oposiciones» y ha acusado a los jeltzales «eludir cualquier atisbo de autocrítica» y llevar a cabo una «operación de distracción» con sus críticas a EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el parlamentario de la coalición soberanista se ha referido a la dimisión del consejero de Salud tras las irregularidades detectadas en las OPE de Osakidetza y a las afirmaciones del presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, quien este viernes denunció la «oposición a la española» que se da en Euskadi.

En este sentido, Casanova ha sostenido que el PNV ha puesto en marcha en las últimas horas «una operación de distracción» con sus críticas a los partidos de la oposición ya que, según ha subrayado, en Euskadi «no hay un problema con la oposición sino con las oposiciones». De este modo, ha rechazado que se esté produciendo «una campana de bloqueo al PNV».

«Ha habido un gobierno que no ha sido capaz de que se diera un fraude en una parte de unas oposiciones de Osakidetza y después, destapados los indicios, no ha sido capaz de ponerse a la cabeza de una operación de regeneración y depuración de responsabilidades por lo que el consejero estaba inhabilitado para seguir en el cargo», ha argumentado.

Tal y como ha denunciado, se han convertido unas OPE que dan acceso a un puesto de trabajo «en un teatro al que algunos llegan con el puesto asegurado y el resto son figurantes».

De este modo, ha incidido en que «no solo no ha habido una oposición que fuera a la caza del ya exconsejero Darpón sino que se le ha dado un plazo más que prudencial para enmendar el error y ponerse a la cabeza para depurar las responsabilidades».

«Las peticiones de dimisión de Darpón han aparecido hace unas semanas o meses no en el inicio porque entendimos que era un problema complejo y que toda la responsabilidad de lo pasado no era suya. Pero si no lo evita y después no lo remedia la paciencia se agota y hay que exigir responsabilidades», ha añadido.

«SÍNDROME RONALDO»

Por todo ello, ha acusado al PNV de padecer «el síndrome de Cristiano Ronaldo» ya que «gana títulos y mete goles, pero no sabe ganar ni perder», por lo que ha considerado que los jeltzales padecen «una rabieta y eluden cualquier atisbo de autocrítica», dedicándose a «lanzar una tormenta de barro contra la oposición».

«Cómo puede decir Andoni Ortuzar que una negociación presupuestaria es un chantaje… El PNV no parece tener la capacidad de llegar a acuerdos», ha indicado, para añadir que entiende que la formación jeltzale haga un «panegírico» de Darpón y critique a la oposición, pero «ha habido una brutal desproporción en la reacción».

De este modo, ha insistido en que «no ha habido una caza de la cabeza del ya exconsejero sino que se ha intentado que se aclare quiénes son los responsables y se corrijan los problemas de fondo».

«EH Bildu no tiene miedo a acordar con PNV y PSE pero tampoco tenemos miedo a no acordar. Quien sabe realmente gobernar con el PP y hacer acuerdos es el PNV que ha gobernado en Madrid y aquí. En Madrid el PNV fue el último apoyo del PP y solo cuando vio que se quedaba solo se sumó a la moción de censura», ha recordado.