Brenton Tarrant, el supremacista blanco australiano imputado por asesinato en la matanza de cincuenta personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda, visitó Israel en octubre de 2016, confirmó el Ministerio del Interior israelí a preguntas de Efe.

«Entró como turista por nueve días. Lo comprobamos con su nombre, fecha de nacimiento y nacionalidad», informó la portavoz de Interior, Sabin Hadad, que agregó, las autoridades israelíes desconocen otros detalles de su estancia en el país al no haberse registrado ningún incidente particular relacionado con su visita.

Según el Canal 13 de televisión israelí, Tarrant llegó el 25 de octubre de 2016 en Israel, aterrizando en el aeropuerto de Ben Gurión procedente de Turquía, donde pasó los controles corrientes para acceder en el país.

Tarrant, ultraderechista antimusulmán y antiinmigración de 28 años, está acusado de haber cometido el peor atentado de la historia de Nueva Zelanda, y se cree que lo planeó durante dos años mientras residía en el país.

Entre los muertos por el ataque contra los dos templos musulmanes de la ciudad neozelandesa de Christchurch hay seis palestinos, y otras seis personas de origen palestino resultaron heridas, indica la agencia de noticias palestina Maan, que cita fuentes del Ministerio palestino de Asuntos Exteriores y Expatriados.