El autor de la masacre supremacista de mediados de marzo en Nueva Zelanda, Brenton Tarrant, fue denunciado en 2016 por una amenaza de muerte en Facebook, ante lo que la Policía aconsejó al denunciante que lo bloqueara en la red social, informaron hoy medios locales.

La cadena australiana ABC publicó una captura de pantalla de la conversación en agosto de 2016 entre Tarrant y un hombre de la ciudad de Melbourne, quien no quiso ser identificado, en la que el autor del atentado, que causó 50 muertos en dos mezquitas neozelandesas, le dijo: «si eres marxista espero que algún día te encuentres con la horca».

La frase hace alusión a una novela supremacista blanca que ha inspirado crímenes de odio y actos terroristas y alude a la ejecución pública de los «traidores a la raza» como profesores, abogados y periodistas, según la ABC.

La amenaza, en la que Tarrant expresó «escoge tus palabras cuidadosamente» y «piensa a quien insultas» se dieron después de que su interlocutor criticara al exlíder del Frente Patriótico Unido (UPF, por sus siglas en inglés) tras una protesta contra la inmigración organizada por este grupo en la ciudad de Melbourne.

«Cuando hablas contra el UPF lo haces contra mi derecho de acoger a mi gente y mi cultura», dijo Tarrant en ese mensaje de Facebook.

El hombre reportó el incidente en septiembre de 2016 ante una comisaría de Melbourne, pero según su versión, los agentes le recomendaron bloquear al exenrenador físico de 28 años de las redes sociales y no le tomaron una declaración formal.

La Policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, indicó a la ABC que con base a la información proporcionada no ha podido identificar la supuesta denuncia, aunque aseguró que vigila «a las personas que suponen una amenaza a la comunidad».

La supuesta víctima de la amenaza de Tarrant comentó que se sintió conmocionado y culpable al saber que éste fue el autor del ataque supremacista en la ciudad de Christchurch, que mató a 50 personas y dejó heridas a otras tantas.

«En aquel momento pensé que (yo) era el único en peligro», admitió.

Tarrant, quien espera bajo detención su proceso por 50 cargos de asesinato y 39 de tentativa de asesinato, no tenía antecedentes policiales, pero tras el atentado se conoció que viajó a varios países de Asia y Europa e incluso hizo un donativo a un grupo supremacista austríaco el año pasado.

El australiano, quien transmitió durante 17 minutos el ataque y publicó su ideario extremista en las redes sociales, identificó sus blancos dos días antes e incluso divulgó la fotografía de la mezquita de Al Noor, que atacó junto a la de Linwood.

Una comisión oficial neozelandesa investiga el contexto del ataque, incluyendo los antecedentes del atacante, el papel de las redes sociales y el de las agencias de inteligencia y seguridad, que han sido criticadas por no haber prevenido la masacre o vigilar a los supremacistas blancos.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario