Fuentes municipales han explicado que el Ayuntamiento «quiere contribuir a generar un clima de debate electoral sereno y constructivo que se dé en el terreno de la política y no en el ámbito judicial».

La Junta Electoral de Zona de Barcelona había ordenado este jueves a la alcaldesa, Ada Colau, retirar el lazo amarillo de la fachada del Ayuntamiento, porque considera que este símbolo vulnera «flagrantemente la neutralidad del Ayuntamiento» porque exteriorizan la ideología de determinados partidos y personas que concurren a las elecciones.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

DEJA UNA RESPUESTA