Según adelanta El País y han confirmado a Efe fuentes del Ayuntamiento, el Ayuntamiento de Madrid ha abierto dos expedientes disciplinarios por presunta infracción urbanística en sendos edificios de ‘lofts’ de uso residencial construidos por la arquitecta Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, en el distrito de Salamanca en parcelas que eran de uso industrial.

Se trata de una antigua fábrica en la calle Pedro Heredia y otra en la calle Villafranca, a los que el consistorio ha abierto expedientes por presuntas irregularidades por parte de Monasterio y su marido, Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso, por obras entre los años 2004 y 2008.

Los procedimientos, abiertos a finales de 2019, están en fase de «acto de legalización» en la que el Ayuntamiento pide a quienes construyeron que presenten los documentos y licencias correspondientes,después de que el área de Urbanismo municipal detectara que las parcelas estaban catalogadas como de uso industrial.

Fuentes municipales recuerdan que se trata de un «procedimiento garantista», tras el cual se decide imponer una sanción, restablecer la legalidad mediante nuevos permisos, o bien archivar la causa si hay lugar a ello.

«Urbanismo ordenó a los compradores desalojar los lofts», cuyos propietarios pagaron «medio millón de euros por inmueble», con la promesa de conseguir cédulas de habitabilidad que nunca llegaron, asegura el diario, que cifra en diez las presuntas irregularidades urbanísticas de la pareja.