El texto, al que ha podido acceder contrainformacion.es, , recuerda que proyectos como el parque eólico Seselle, impulsado por Galenergy, se están llevando a cabo por unas empresas con «una legislación que los favorece» sin que en la mayoría de los casos «la población afectada tenga toda la información preceptiva» y, además, sin ningún tipo de conocimiento de la repercusión que va a representar para las propiedades afectadas, para las personas y «para un entorno con un gran valor natural y patrimonial».

Las autoridades municipales inciden en que «existe una gran inquietud e incertidumbre» entre los vecinos y vecinas de las parroquias afectadas, precisamente «por la falta de información clara y concisa», lo que «está provocando una gran especulación» que, en la mayoría de los casos «es poco clarificadora».

Firmal del documento de respaldo a la población de Oza-Cesuras en su lucha contra los parques eólicos / Ayuntamento de Oza-Cesuras

Finalmente, la corporación municipal manifiesta su rotunda oposición a estos proyectos y manifiesta «su total apoyo a los vecinos afectados por estos parques eólicos de una manera tajante». Por este motivo, confirma que apoyará las reclamaciones de la población prestando apoyo económico e institucional, así como logístico, técnico y jurídico, aparte de «otro tipo de demandas que puedan surgir».

IMPACTO VISUAL SOBRE EL CAMINO DE SANTIAGO

Por otra parte, la Plataforma SOS Patrimonio Monte do Gato-Seselle ha denunciado, tras presentar alegaciones al parque eólico Penas Boas, el impacto visual de los 6 proyectos eólicos de Greenalia y Galenergy que afectan al Monte do Gato.

Así, ha reclamado un «análisis exhaustivo de sinergias sobre la Ruta Jacobea» de los proyectos Felga, Gato, Feás, Fontella y Seselle «por la gran dimensión de los aerogeneradores y su proximidad al Camino Inglés a Compostela».

La plataforma considera del todo insostenible la implantación de aerogeneradores en el entorno del Monte do Gato, en pleno corazón de la Reserva da Biosfera de las Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, con aerogeneradores que llegan a alcanzar los 4,2 MW y los 200 metros de altura en punta de pala.

El colectivo considera «ilusirio» pretender como la promotora Greenalia «que este tipo de instalaciones no tendrán apenas impacto» cuando se sitúan a altitudes superiores a los 500 metros en la atalaya natural del Monte do Gato, desde el que llega a contemplarse incluso la franja costera coruñesa, y con el Camino Inglés a Santiago a tan sólo 14 kilómetros de distancia.

A esto, además, hay que sumar el impacto acumulado de los otros cinco parques eólicos proyectados en la zona, como son el Felga y el Gato, también de Greenalia, y el Feás, el Fontella y el Seselle, de Galenergy, a distancias que oscilan entre los 8,5 y los 14 kilómetros de distancia del Camino de Santiago.

El Camino Inglés a Santiago de Compostela se encuentra situado a escasos kilómetros de donde Greenalia y Galenergy pretende instalar los parques eólicos / contrainformacion.es

Por este motivo, SOS Patrimonio Monte do Gato Seselle «reclama un análisis profundo del impacto de esta red de 6 parques eólicos», razón por la que está preparando la correspondiente solicitud de amparo a la Federación de Asociaciones del Camino de Santiago «ante lo que considera una situación del todo insostenible» a nivel de protección medioambiental y patrimonial.

EN DEFENSA DE LOS VALORES DEL CAMINO DE SANTIAGO

La entidad recuerda que desde 1993, el Camino de Santiago está declarado Patrimonio de la Humanidad, además de ser un Bien de Interés Cultural (BIC) «de incomparable belleza patrimonial y paisajística» protegido por la UNESCO.

Por esta razón la plataforma manifiesta su incredulidad ante la actuación de la Xunta de Galicia en pleno Xacobeo 2021 y que la Xunta de Galicia haya permitido la tramitación de estos proyectos eólicos, que conllevan «un declarado impacto visual sobre uno de los mejores paisajes del norte gallego», con unas características propias y singulares que lo convierten en «un bien a proteger, respetar y mejorar para las generaciones que están por venir».

DEJA UNA RESPUESTA