En un inusual incidente, una oficina del fondo soberano de Noruega, reconocido como el más grande del mundo con una impresionante cantidad de 1,4 billones de euros bajo su administración, experimentó un revés financiero significativo debido a un error humano. Un empleado cometió un fallo al ingresar incorrectamente un número en una hoja de cálculo Excel, lo que resultó en la repentina pérdida de 85 millones de euros.

La revelación de este error provino del Norges Bank Investment Management (NBIM), el ente encargado de administrar las vastas riquezas nacionales de Noruega. Se explicó que se descubrió un fallo de cálculo en el índice utilizado para evaluar el desempeño del fondo, lo que llevó a una ligera sobreponderación de la renta fija estadounidense en comparación con la renta fija mundial.

Una vez identificado el error, se tomaron medidas inmediatas para corregirlo. Sin embargo, debido al inmenso tamaño del fondo, la corrección solo pudo mitigar las pérdidas hasta un modesto 0,7 puntos básicos, según informó el Financial Times en un reciente artículo.

El Banco de Noruega sufre la pérdida de 85 millones de euros debido al error cometido por un empleado en Excel
El Banco de Noruega sufre la pérdida de 85 millones de euros debido al error cometido por un empleado en Excel

Investigaciones posteriores revelaron que el error se originó en la introducción de una fecha incorrecta por parte de un empleado, quien lamentó el incidente describiéndolo como una «pesadilla» y admitió que fue un error humano.

El Ministerio de Hacienda de Noruega no detectó este error hasta varios meses después, cuando notaron discrepancias en los informes presentados. Aunque se intentó corregir rápidamente, en fondos de esta envergadura, incluso un pequeño error puede traducirse rápidamente en grandes pérdidas.

El NBIM, responsabilidad de invertir en el extranjero los ingresos derivados de la venta de gas y petróleo de Noruega, actualmente tiene una capitalización bursátil de 1,5 billones de euros y participa en inversiones en 8.859 empresas en 72 países.

A pesar de las pérdidas sufridas en 2022, el NBIM logró un rendimiento sin precedentes en 2023, con un aumento del valor de sus activos del 16,1%, según informes recogidos por Europa Press. Nicolai Tangen, CEO del fondo, atribuyó este éxito a un sólido desempeño en el mercado de valores, especialmente en acciones tecnológicas.

La reacción de Tangen al enterarse del error fue sorprendente. Aunque 85 millones de euros pueden parecer insignificantes para un fondo que maneja billones, el CEO mostró comprensión y profesionalismo, destacando la contribución del equipo al éxito del NBIM.

DEJA UNA RESPUESTA