La Audiencia Nacional ha admitido a trámite el recurso presentado por el Banco Santander contra su imputación en calidad de heredero en la causa que investiga la quiebra y liquidación del Popular, en contra del criterio de la Fiscalía, y deja sin efecto su condición de investigado.

El pasado 11 de abril, el Ministerio Público rechazó el recurso de la entidad que preside Ana Botín ya que, pese a que el banco no tenía antes de la fusión responsabilidad penal en los hechos, si se le debe atribuir a la nueva sociedad.

El titular del juzgado central de instrucción nº 4, José Luis Calama, ya rechazó el pasado 20 de marzo otro recurso del Santander, al considerar que es necesaria su presencia «en concepto de investigada, con todos los derechos propios de tal condición».

Fuente

Deja un comentario