Las del 28-A son las primeras elecciones generales desde la refundación del PP que llevó a cabo José María Aznar a finales de la década de los 80 en las que el voto del centro-derecha se divide en tres partidos, debido a la irrupción de Vox y a que Cs rechazó en campaña cualquier pacto con el PSOE.

El buen resultado de los de Albert Rivera (57 escaños, con el 15,84%) y la entrada de Vox (24 asientos, 10,26%) ha fragmentado el voto de la derecha, que suma en total 149 diputados. La diferencia entre bloques de izquierda y derecha, atendiendo al resultado de los partidos de implantación nacional, es de 16 actas a favor de los primeros, aunque se quedan 0,19 puntos por debajo: 43,01% frente al 43,2%.

En 2004, cuando José Luis Rodríguez Zapatero ganó para el PSOE las sus primeras elecciones, el PP consiguió en solitario 148 escaños, uno menos que este 28-A sumando tres partidos, aunque en aquella ocasión bastó con el 37,7% frente al 43,2% de este 28-A.

El PP ha conseguido dos mayorías absolutas y en ambas concentró todo el voto del centro-derecha. En el año 2000 José María Aznar obtuvo 183 escaños con el 44,5% de apoyos y, en 2011, Mariano Rajoy incluso mejoró este resultado: le apoyaron el 44,6% pero consiguió 186 asientos en el Congreso. Es decir, el PP gobernó en solitario con una mayoría holgada con alrededor de un punto y medio más que PP-Cs-Vox.

En las anteriores elecciones de junio de 2016, Mariano Rajoy (PP) gobernó hasta la moción de censura ganada por Pedro Sánchez al obtener 137 diputados (33,01%). Si se suma al resultado de Ciudadanos, 32 escaños con el 13,06%, el bloque situado en el centro-derecha consiguió entonces el 46,07% de votos y un total de 169 escaños. El centro-derecha, por tanto, ha descendido en tres años tanto en porcentaje (2,83 puntos) como en diputados (20).

El 43% y los 148 diputados de PP, Cs y Vox de este 28-A queda por encima de la suma de los partidos de centro-derecha en la Transición y la década de los 80. Entonces Alianza Popular, UCD y CDS tuvieron resultados que oscilaron entre el 42,6% (181 escaños) en 1977 y el 33,7% (121 escaños) en 1989. En 1982, cuando el PSOE arrasó con 202 escaños, estos tres partidos se quedaron en 120 asientos, con 36,1%.

Fuente


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario