Desde el Ejecutivo de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, de la Comunidad de Madrid, se ha hecho publica una campaña para incentivar que se vuelva a dejar propina en los bares y restaurantes.

La campaña no deja lugar a dudas, “Yo dejo propina” se llama esta y pretende soliviantar la situación en el sector. La campaña anima a dejar propina para que los camareros puedan cumplir sus “pequeños sueños e ilusiones”.

“Para nosotros es un pequeño gesto, pero para ellos es el extra que les permite llegar a esas ilusiones tan necesarias”, dice una campaña que no plantea mejorar los sueldos del sector.

El economista Julen Bollain ha declarado que “es flipante que la Comunidad de Madrid haga una campaña a favor de las propinas a los camareros. Los camareros merecen sueldos dignos y no clientes que, mediante propinas, subvencionen al empresario”.

Es flipante que la Comunidad de Madrid haga una campaña a favor de las propinas a los camareros.

Y en definitiva las redes sociales han estallado contra este acumulando cientos de citados despotricando sobre el espurio proposito:

DEJA UNA RESPUESTA