El exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia afirmó este jueves en Montevideo que «las penurias de los británicos» ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el brexit, pueden ser un acicate para dar un nuevo impulso a la integración europea.

El que también fue ministro de España en dos ocasiones, que dio una conferencia magistral en la capital uruguaya sobre los desafíos actuales del bloque europeo, sostuvo que, en un momento donde el proyecto de integración europea está rodeado de amenazas populistas y el brexit sigue en proceso, la UE debe seguir avanzando.

En ese sentido, el experto español indicó que la importancia de las próximas elecciones europeas es «evidente», ya que el proceso no va a ser fácil.

«El desafío que tenemos es muy relevante (…) está en juego no solo nuestro bienestar, sino la posibilidad de que Europa no se quede atrás en una distribución del poder mundial económico político que podría concentrarse en dos grandes superpotencias (China y Estados Unidos) dejándonos en un lugar menos relevante», explicó.

El ex secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) atinó así que ante las amenazas proteccionistas y los cuestionamientos al multilateralismo Europa tiene que reaccionar manteniéndose abierta, sin encerrarse en sus propias fronteras.

De esa forma, el político, recalcó que lo que le falta a la UE es «liderazgo» y un nuevo impulso en su proyecto de integración.

«La integración europea ha tenido momentos brillantes, tiene logros muy sólidos, pero estamos en un momento en que quizás las penurias de los británicos nos sirven de acicate para darle un nuevo impulso de visión estratégica a este proyecto tan importante», valoró.

Por otro lado, Almunia consideró que las relaciones entre América Latina y Europa no han conseguido encontrar un cauce «potente y constante» para lograr acuerdos.

Si bien expresó que del lado de la UE hay dificultades para integrar las prioridades de cada uno de los países miembros, el exministro dijo que lo que falta es «un consenso político previo» sobre la relación.

El político opinó que eso es evidente en las negociaciones comerciales entre la UE y el Mercosur, donde después de más de treinta rondas negociadoras sin éxito se deja entrever que hay cuestiones que deben resolverse primero a nivel político.

De todas formas, reafirmó que hay alternativas que pueden resultar.

«En este momento hay una oportunidad que no debiéramos desaprovechar ni unos ni otros que es (…) buscar interlocutores de manera bilateral en acuerdos de libre cambio lo más ambiciosos posibles», concluyó.

La conferencia «Los desafíos de la Unión Europea», fue organizada por la Fundación Astur y la Delegación de la UE en Uruguay.