El periodista de la cadena SER José Luis Sastre se ha mostrado contunde en un alegato brillante en contra de la desigualdad. «Todo aquello que nos decían que iba a pasar es lo que está pasando. Ya hay una ola de incendios con más de 20 activos en este momento y hay una ola de calor. Esto era aquello que costó tantísimo que entrase en la agenda, la crisis climática, ¿dónde están ahora los nacionalistas?», comenzaba contundente.

«Un brigadista muerto en ese fuego en Zamora. Por la ola de calor han muerto ya más personas en lo que llevamos de verano que en todo el verano pasado. Tenemos que hablar de eso, de lo que pasa en el trabajo. Cuando los episodios de calor extremo empiezan a ser habituales y tenemos que preguntarnos si todos esos muertos tenían el mismo nivel de renta, porque el calor mata pero mata más la desigualdad», continuaba.

Recordaba Sastre que «una de las víctimas de esta ola de calor es un barrendero de Madrid, tenía 60 años, al que encontraron con una temperatura corporal de 41º hace unos pocos días».

«La manera de garantizar la seguridad en el tajo y que la gente no muera de calor, ya existe, es la ley, solo el Estatuto del Trabajador o la Ley de Riesgos Laborales. Y eso es lo que hay que aplicar, haga frío o haga calor», sentenciaba.

Almeida ataca al Ministerio de Yolanda Díaz

Almeida ha defendido que los trajes utilizados están homologados, con certificaciones y “cumplen en principio la normativa de riesgos laborales”, explicó en declaraciones a los periodistas dos días después del fallecimiento de un trabajador municipal por un golpe de calor.

Almeida también ha señalado que en en el consistorio “no conocíamos que hubiera quejas acerca de los uniformes” y ha apuntado hacia posibles responsabilidades del Ministerio de Trabajo, que dirige Yolanda Díaz: “Esto compete a la Inspección de Trabajo, que compete al Ministerio porque tienen competencias en materia de prevención de riesgos laborales y deben actuar en caso de que los uniformes no fueran los correctos”, ha dicho.

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha exigido al delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, “que dé la cara”.

“La muerte de un trabajador que limpiaba para el Ayuntamiento las calles de Madrid, aunque fuera a través de una contrata, es un suceso trágico que no debe volver a repetirse. Hay que pensar cómo ha sido el protocolo hasta ahora y cómo cambiamos las condiciones en las que se presta ese servicio”, ha explicado.

Para la líder de la oposición resulta “vergonzoso” e “impresentable que el Ayuntamiento, en lugar de asumir su parte de responsabilidad, y sobre todo, de tomar medidas por la muerte de este operario este fin de semana esté preocupado solo por lavarse las manos y culpar a otros”.

“El Ayuntamiento tiene la obligación de garantizar y proteger la salud de las personas que trabajan para él porque trabajan para tareas municipales, independientemente de con quién tengan el contrato. El trabajador fallecido estaba limpiando nuestras calles mientras estaba a 40 grados y llevaba un traje de poliéster. Claro que el Ayuntamiento tiene que dar explicaciones y tiene que intentar que esto no vuelva a suceder jamás”, ha sentenciado la portavoz de Más Madrid.

La advertencia de la Inspección de Trabajo

Sin embargo, desde la Inspección de Trabajo se argulle que ya se advirtió a la empresa Urbaser antes de que comenzara la temporada estival.

“La Inspección de Trabajo, desde el propio día del siniestro, está actuando y tomaremos todas las medidas pertinentes”, ha declarado la vicepresidenta segunda preguntada por los periodistas sobre la muerte de González. Díaz recordó que la empresa debe “velar por las condiciones de trabajo en condiciones que están siendo muy gravosas por la ola de calor” pero matizó que “parece que las condiciones no han sido las mejores”.

La compañía, que desde junio tiene como consejero delegado a Fernando Abril Martorell, no ha querido responder a las preguntas de elDiario.es.

DEJA UNA RESPUESTA