Un viaje de fin de curso que ha salido caro. Las Comunidades de Madrid y Galicia han notificado en las últimas horas nuevos casos de COVID-19 asociados a el macrobrote vinculado a estos viajes de fin de curso a Mallorca, con lo que el recuento total de casos entre estudiantes supera ya los 470 en seis regiones y deja a más de 2.000 jóvenes en cuarentena que hayan viajado a la isla balear. La Comunidad de Madrid ha contabilizado ya 320 casos; Galicia los cifra en unos 50; País Vasco 49; Comunidad Valenciana 32; Murcia 18 y Aragón 10.

Todos ellos viajaron a Mallorca entre el 12 y el 18 de junio tras la EBaU, muchos en viajes organizados por una agencia de viajes de Valencia, como es el caso de los madrileños, y otros fueron viajes organizados por los propios estudiantes. Al parecer, los jóvenes coincidieron en las islas en viajes de estudios, se relacionaron entre ellos y participaron en diferentes eventos multitudinarios.

En la Comunidad de Madrid se han detectado 320 positivos entre estudiantes de 17 a 19 años, que afectan a 61 Zonas Básicas de Salud (ZBS) de la Comunidad de Madrid. Son jóvenes procedentes de 31 institutos de la región que se alojaron en ocho hoteles de Mallorca y que asistieron a festivales.

En Galicia, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha cifrado en torno a 50 los casos de COVID-19 en la región asociados a los viajes de fin de curso a Mallorca, de los cuales 30, el «núcleo mayor», se localiza en la ciudad de Pontevedra. El resto, están repartidos entre Lugo, Ourense y Vigo.

En el caso de la Comunidad Valenciana, son 32 contagiados de un viaje de fin de curso de Bachillerato a Mallorca. Los estudiantes, de diferentes institutos, viajaron en ferry el pasado 12 de junio hasta Mallorca, donde estuvieron hasta el día 18 de junio.

Finalmente, Murcia ha confirmado hasta 18 casos relacionados con el mismo antecedente de viaje a Mallorca, de jóvenes de entre 17 y 21 años, principalmente de los municipios de Murcia y Las Torres de Cotillas. Se trata, en su mayoría, de estudiantes de Bachillerato que se encontraban de viaje de estudios.

Contactos estrechos

La Ponencia de Alertas del Ministerio de Sanidad acordó este jueves que aquellas personas que estén o hayan participado en viajes de fin de curso a Mallorca sean considerados «contactos estrechos» tras los contagios detectados en las últimas horas y que ya afectan a seis comunidades.

Tras regresar a su lugar de residencia, se les realizará una prueba diagnóstica de infección activa (PDIA) y se les indicará la realización de cuarentena en su domicilio diez días tras su llegada. Además, han señalado que se valorará la realización de cribados a las personas relacionadas con estos viajes de fin de curso que en este momento están todavía en Mallorca.

Por su parte, el departamento vasco de Salud está desarrollando un cribado en el que se llevarán a cabo pruebas de saliva en torno a 250 o 300 personas.

En la Comunidad de Madrid, hay otros 2.000 estudiantes «expuestos y cuarentenados» por su relación como contacto estrecho de los casos positivos. Además, las autoridades madrileñas sospechan que existe transmisión intrafamiliar, aunque todavía se estudia esta circunstancia a la espera del resultado de las pruebas epidemiológicas realizadas. Asimismo, ha apuntado que se trata de la variante británica, aunque no descarta que pueda haber algún afectado por alguna otra cepa.

En la zona más afectada de Galicia, en Pontevedra, tras detectarse los primeros positivos, las autoridades sanitarias organizaron un cribado masivo entre el alumnado de cuatro institutos de Pontevedra y un quinto en el municipio vecino de Poio. A las pruebas, que se realizarán hasta el próximo domingo, están convocados unos 510 estudiantes de segundo curso de Bachillerato de varios centros educativos.

Fuentes: Agencias, TVE, Contrainformación

DEJA UNA RESPUESTA