El capitalismo europeo contraataca

Victoria Portas
Relaciones Laborales y Experta en Seguridad Social


El próximo día 4 de abril se va a votar en el Parlamento Europeo un nuevo producto financiero llamado Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales, lo que todos conocemos como PePP.

Una institución parlamentaria que debería representar a los ciudadanos y ciudadanas de la Unión Europea, preservando sus derechos y velando por el cumplimiento de la carta de los Derechos Fundamentales de la UE,  articulo 25 y articulo 34, es la abanderada para llevar a cabo un producto financiero como de una institución capitalista privada se tratase.

Por un lado, el Parlamento Europeo está formado por eurodiputados y eurodiputadas de todos los estados miembros. España tiene en la actualidad 54 y le corresponden en las próximas Elecciones Europeas 59. Ellos y ellas deberían velar por nuestros derechos e intereses.

Por lo que el próximo 4 de abril el PEPP va a ser votado por 54 eurodiputados y eurodiputadas del territorio español, los cuales decidirán si lo que quieren es apoyar a que los ahorros de la clase trabajadora sean manejados por la gran banca y aseguradoras o retorna a las manos de la Seguridad Social como pilar fundamental de protección social.

Las prisas por parte de la UE en la aprobación de dicho Reglamento ya no tienen disimulo. Primero, el Parlamento Europeo dicta o bien directivas, actos legislativos en los cuales se establecen objetivos que todos los países de la UE deben cumplir, pero corresponde a cada país elaborar sus propias leyes sobre cómo alcanzar eses objetivos; o bien Reglamento, como es este caso, que son actos legislativos vinculantes y son de aplicación integra e instantánea desde el momento de su aprobación por el Parlamento.

Que un producto financiero y no un derecho fundamental sea de cumplimiento inmediato en toda la eurozona ya dice mucho de  que como es hoy Europa, súbdita del capital y carcelera de la clase trabajadora.

Igualmente, si el sistema de seguridad social cada día es mas insostenible, ¿por qué el capital financiero la quiere ahora? El propio PEPP reconoce que en la actualidad los planes de pensiones tienen un capital de unos 0,7 billones de euros y que con este producto conseguirían recaudar la friolera de unos 2,1 billones de euros, entonces ¿si que hay dinero? ¿Porqué no se garantizan las pensiones dignas? Porque tal y como dice el propio PePP su objetivo es “Obtener más capital y canalizarlo cara a inversiones europeas a largo plazo en la economía real” e para conseguirlo tienen que lograr que los sistemas de protección social sean insuficientes, tal y como decía el Banco Mundial, “si las pensiones son relativamente elevadas, próximas al salario previo a la jubilación (…) implica que queda poco espacio para que los trabajadores destinen capital a la previsión complementaria.”

¿Qué es tan preocupante del Reglamento del PePP para que la mayoría social no solo Gallega, ni Española sino también Europea, debería ponernos en pie de guerra? Vamos a analizarlo.

El Reglamento del PePP, en boca de la UE, dice que se crea para complementar las pensiones públicas ya que se espera sean cada vez más insuficientes. Si de lo que hablamos es de insuficiencia de nuestro sistema y como medida se estimula el desvío de posibles cotizaciones sociales de la caja de la Seguridad Social a manos de la banca y aseguradores, posiblemente el resultado sea todavía mas deficiencia. Resumen: trasvase de erario público a manos privadas que da como resultado quiebra del sistema de seguridad social tal y como lo conocemos.

Dicho PePP reconoce como objetivo la creación de un mercado de pensiones europeo de ´tercer pilar´ que estimularía innovación en el sector de produtos financieros. Recordemos que fue esa innovación financiera la que nos metió en la mayor crisis económica y social vivida, en el año 2007. Y que la inversión se haga en “instrumentos derivados” garantizando que los consumidores sean plenamente conscientes de los elementos clave del producto”, todo esto implica que nuestros ahorros se invertirán en productos de altísimo riesgo que nosotros mismos asumiremos.

La UE no tiene como intención complementar nuestras pensiones, ni que nuestros ahorros  lleguen a nuestras jubilaciones, sino que a mayor riesgo, la banca y aseguradoras puedan percibir mayores beneficios; es de especial cinismo, incompetencia  y altanería esperar que las trabajadoras y trabajadores asumamos el riesgo de perder los pocos ahorros que tenemos si realmente conocemos el riesgo que corremos.

Pero para asegurarse el control del capital, exige que se establezcan desgravaciones fiscales, desgravaciones que trabajadoras y trabajadores de salarios bajos nunca podrían acceder pues con los salarios actuales malamente pueden hacer frente al día a día, como para abonar planes de pensiones por los que desgravar, es solamente una medida para aquellos altos salarios y rentas del capital que pueden aportar grandes cuantías, nuevamente se ofrecen desgravaciones a los que mas tienen y los que menos aportan al sistema.

En la actualidad la UE no es una unión para salvaguardar los intereses de la mayoría social, ni le importa el aumento de la pobreza, ni las grandes desigualdades que produce el sistema, para ella ya no somos trabajadoras o trabajadores sino consumidores, y su criatura el PePP no mejora la protección social sino que promueve la apropiación del 10% PIB que es lo que representan en la actualidad  las pensiones públicas.

El 26 de mayo tendremos Elecciones Europeas donde en la actualidad se legislan muchas normas que nos afectan en nuestra vida diaria, el PePP es una apuesta por la privatización del Sistema de protección social que, de aceptarlo, nuestro Gobierno recibiría un fuerte castigo electoral, y por ello todos los gobiernos neoliberales de los estados miembros utilizan así al Parlamento Europeo. Recordemos que los 59 eurodiputados y eurodiputadas españoles del Parlamento Europeo también son miembros de los diferentes Grupos Parlamentarios de nuestras Cámaras y responsables de la aprobación de dicho producto en detrimento de nuestro Sistema de Seguridad Social.

Si la Comisión Europea CE renuncia al objetivo de que las pensiones públicas sean suficientes, si renuncia a  la defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores europeos, tal vez sea hora de que nosotros renunciemos a una UE de ricos y para ricos. #NoPePP


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario