Según indica el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid en una nota enviada a la redacción de El País, Rocío Monasterio falsificó los planos de ejecución de obras del loft del presentador Arturo Valls. Esta es la nota íntegra:

En relación con la información publicada por el diario El País, en su edición digital del día 22/11/2019, bajo el título «El presentador Arturo Valls demanda a Rocío Monasterio por otro ‘loft’ ilegal», el Colegio oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid quiere aclarar a la redacción del medio que la imagen publicada del documento «plano de ejecución C/ Rodas nº7 , Plano estado actual», con el cajetín de estudio Monasterio & Asociados y con una firma en color azul en dicho recuadro, no se corresponde con ningún documento que obre en los archivos de esta corporación, a pesar de incluir un sello de visado de este Colegio.
El sello de Visado 0511764 que aparece en la imagen del documento publicada por El País en realidad fue emitido para otra intervención, un estudio y valoración para el acondicionamiento de local para vivienda, elaborado por una colegiada nuestra, y cuya regularidad formal, autoría y habilitación fue debidamente comprobada con carácter previo a la disposición del mismo en la documentación. Añadir que esta información ha sido trasladada al autor del encargo objeto del visado colegial, a petición del mismo, y que Doña Rocío Monasterio nunca ha sido colegiada de esta corporación.

El colegio ha cotejado los documentos, un total de siete, y ha comprobado que no están registrados en sus archivos. No son auténticos. El colectivo de aparejadores desmintió la autenticidad de todos ellos, «a pesar de incluir un sello de visado de este Colegio».

Plano del proyecto de 'loft' en la calle Rodas, una vivienda con dormitorio, cocina y baño, visado en 2005 por el estudio de Monasterio y donde ella misma firma de puño y letra. El Colegio de Aparejadores dice que el sello que lleva no es auténtico.
Plano del proyecto de ‘loft’ en la calle Rodas, una vivienda con dormitorio, cocina y baño, visado en 2005 por el estudio de Monasterio y donde ella misma firma de puño y letra. El Colegio de Aparejadores dice que el sello que lleva no es auténtico. El País

El plano del proyecto es de una vivienda de 100 metros cuadrados, con baño, cocina y dormitorio. Fue visado el 3 junio de 2005 en el Colegio Oficial de Arquitectos Técnicos y Aparejadores de Madrid, a nombre de la colegiada que niega ahora haber sido ella la que estampó su número de colegiado. En dos de los planos, la propia Monasterio firma sobre el membrete del estudio, aunque entonces no era arquitecta. Después, ese mismo mes, el 30 de junio, Valls compró el local, según consta en el Registro de la Propiedad, y comenzaron las obras.