El pleno del Congreso de Perú otorgó este viernes el voto de confianza al nuevo gabinete de ministros que preside el abogado, actor y director de cine Salvador del Solar, tras un debate que se desarrolló durante más de 16 horas.

Al término de la prolongada sesión, que comenzó durante la mañana del jueves, 46 legisladores votaron a favor de la confianza, mientras que 27 se pronunciaron en contra y 21 se abstuvieron.

Esta aprobación al gabinete, que asumió sus funciones el pasado 12 de marzo, fue una de las más bajas de los últimos tiempos, ya que el Congreso peruano cuenta con 130 legisladores.

Sin embargo, se otorgó a pesar de que durante el debate la mayoría de representantes del partido fujimorista Fuerza Popular, que tiene la primera minoría en el Legislativo, y del Partido Aprista Peruano (PAP) manifestaron numerosas críticas al Ejecutivo.

Del Solar, que estuvo acompañado por su gabinete de ministros, aseguró ante el Congreso que su gestión mantendrá los ejes del Gobierno del presidente Martín Vizcarra, que comprenden la búsqueda de un crecimiento económico equitativo, competitivo y sostenible, así como el desarrollo social y bienestar de la población.

Además, el impulso a la descentralización efectiva para el desarrollo, la integridad y lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional para la gobernabilidad.

«Vengo a convocarlos para que pensemos qué país queremos dejar para nuestros jóvenes. Vengo a hacer un llamado sobre las que deberían ser nuestras prioridades. Tenemos la oportunidad de sentar las bases para un nuevo destino», señaló el primer ministro al pedir el voto de apoyo.

Aseguró, además, que la inversión privada seguirá siendo el motor del desarrollo económico del país y destacó el crecimiento del 4 % obtenido el año pasado por Perú, «muy por encima del promedio de América Latina», según dijo.

Del Solar sostuvo que el Gobierno se plantea alcanzar al término de su mandato, en julio de 2021, que la pobreza se reduzca al 18 % y que la pobreza extrema baje a 2,5 %, así como reducir la anemia infantil en menores de 6 a 35 meses a 39,3 %, y la desnutrición crónica infantil en menores de 5 años a 9,7 %.

Indicó que también se trabaja en un Plan Nacional de Competitividad y en el impulso de zonas económicas especiales, enfocadas en la atracción de empresas en campos como la investigación, la ciencia y las exportaciones.

Añadió que se diseñan políticas sectoriales para facilitar las inversiones y se pondrá énfasis en el enfoque de integridad y lucha contra la corrupción, así como se aumentarán los centros de atención a las mujeres, con un presunto que desde 2020 se orientará a reducir la violencia machista.

El primer ministro cuestionó, por otra parte, que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso haya archivado un pedido de investigación al exfiscal general Pedro Chávarry, implicado en presuntos actos ilícitos, y se dirigió a los legisladores para decirles que están «para cambiar la historia, no para repetirla».

«No podemos tolerar más la falta de transparencia e integridad entre nuestras autoridades judiciales y políticas», enfatizó.

Del Solar se presentó ante el pleno del Congreso en mitad de un conflicto social en el sur andino del país, donde comunidades campesinas bloquean la mina Las Bambas, una de las más grandes del continente ya que produce el 2 % del cobre mundial.

La comunidad de Fuerabamba reclama compensaciones económicas por el paso de camiones que transportan el mineral por un predio de su propiedad, pero tanto la minera como el Gobierno afirman que esto no les corresponde porque el camino ya existía antes de que el terreno pasase a manos de los campesinos.

Antes de la sesión del jueves ante el Congreso, Del Solar intentó apaciguar los ánimos en la zona de Las Bambas al conversar con Gregorio Rojas, el líder de la protesta, cuya detención por presunta extorsión a la minera elevó la tensión con los campesinos que bloquean la salida del mineral.

Del Solar sucedió como primer ministro a César Villanueva, quien dimitió el 8 de marzo pasado, y ha conformado el segundo gabinete paritario de la historia peruana, integrado por nueve ministros y nueve ministras.