Por Lehbib Abdelhay/ECS

Bruselas (ECS).- La crisis diplomática entre Marruecos, España y la UE está muy lejos de solucionarse. Desde que Rabat aflojó la guardia en la frontera dejando pasar hacia la ciudad de Ceuta a unos 10.000 de sus ciudades, la UE condenó por segunda en su historia al Gobierno de Mohamed VI por el uso de los niños como peones en un juego estratégico. No obstante, después de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los 27 que empieza este jueves en Bruselas, la crisis puede agravarse por una posible condena por los líderes europeos. 


Los líderes europeos tienen previsto aprobar una condena formal contra el Gobierno de Rabat, entre otros países vecinos, por instrumentalizar a los migrantes para tratar de lograr objetivos políticos. 

«El Consejo Europeo condena y rechaza cualquier intento por parte de países terceros de instrumentalizar a los migrantes para objetivos políticos», señala la última versión del borrador de conclusiones de la cumbre que está previsto que aprueben los líderes europeos. El texto no nombra directamente a Marruecos, pero usa un lenguaje muy similar a la reciente resolución de la Eurocámara sobre la misma cuestión.

La presión de Rabat no ha impedido que el Parlamento Europeo se posicione el pasado 10 de junio de forma clara responsabilizando a Marruecos de la crisis migratoria de Ceuta. En una resolución pactada por los cuatro grandes grupos de la cámara se condena el uso que hizo Marruecos de la migración en general y de los menores en particular como instrumento de presión política contra España. El documento “expresa su rechazo a la utilización por parte de Marruecos de los controles fronterizos y de la migración y en particular, de menores no acompañados, como medio para ejercer presión política contra un estado miembro de la Unión”. Se lamenta también que se haya puesto en peligro la vida y la seguridad de los menores y que haya supuesto una escalada en la crisis política y diplomática entre Marruecos y la Unión Europea. Es un texto pactado entre populares, socialistas, liberales y verdes.

El Parlamento Europeo aprobó por unanimidad (397 votos a favor) una resolución que condene a Marruecos por el uso de menores en la reciente crisis migratoria de Ceuta, denunciando “el uso de los controles fronterizos, la migración y los menores no acompañados” como “presión política” contra un estado miembro, en este caso España.

En este contexto, las conclusiones del Consejo Europeo, en su reunión de hoy, amenazan con provocar una nueva escalada en la guerra de declaraciones entre la UE y Marruecos. Tras la resolución de la Eurocámara, el Gobierno de Rabat acusó a España de intentar «europeizar» una crisis que a su juicio es únicamente bilateral y acusó a Europa de «paternalismo». «Marruecos no necesita ninguna garantía en su gestión de la migración. La postura de profesor y alumno ya no funciona», dijo el ministerio de Exteriores marroquí en un comunicado.

Cabe recordar que en los últimos 7 años, Marruecos ha recibido más de 15.000 millones de euros de la UE en ayudas al desarrollo. Si se tiene en cuenta únicamente la partida dedicada a migración, Rabat es ahora mismo el segundo mayor beneficiario de fondos comunitarios, por detrás de Turquía.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA