Por primera vez, el número de consumidores de tabaco está disminuyendo en todo el mundo, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las tendencias en el consumo de ese producto dado a conocer en Ginebra.

En una conferencia de prensa para la presentación del estudio, el doctor Ruediger Krech, director del Departamento de Promoción de la OMS, calificó esta reducción como “un cambio poderoso en la epidemia mundial del tabaco” porque más del 80% de los fumadores son hombres.

Si bien el mundo aún está lejos de cumplir los objetivos de disminución del consumo de tabaco, este avance demuestra que las medidas nacionales de control funcionan, recalcó Krech, citando impuestos y áreas controladas para fumar en lugares públicos, y otra legislación que impide que los niños estén expuestos al tabaco.

Cumplir el objetivo

Mostrar que el consumo de tabaco puede revertirse también debería dar a los gobiernos la confianza de que pueden cumplir el objetivo global de una reducción del 30% en el consumo aco para 2025, sostuvo el funcionario de la OMS.

Unsplash/Ali Yahya

Sin embargo, más de ocho millones de personas mueren por consumo de tabaco cada año. De esos decesos, más de siete millones son consecuencia del consumo directo de tabaco, mientras que alrededor de 1.2 millones son no fumadores expuestos al humo de los fumadores.

Además, la mayoría de las muertes relacionadas con el tabaco ocurren en países de bajos y medianos ingresos, donde la industria tabacalera implementa campañas de comercialización intensivas, explicó la agencia de la ONU.

“No podemos estar satisfechos con este lento descenso cuando más de mil millones de personas siguen consumiendo tabaco”, dijo Krech. “Debemos acelerar drásticamente las medidas de control del tabaco para evitar que las generaciones actuales y futuras lo consuman”.

Para 2020, la OMS proyecta que habrá 10 millones menos de fumadores en el mundo, hombres y mujeres, en comparación con 2018, y otros 27 millones menos para 2025, un total de 1.299 millones.

Según el informe global de la OMS sobre las tendencias en la prevalencia del consumo de tabaco 2000-2025, el 60% de los países ha visto una disminución del consumo a partir de 2010.

UNICEF/Brian Sokol Una mujer hace una pausa para fumar en Sawa Khola, en el distrito de Mugu, Nepal.

Punto de inflexión

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, describió la baja del consumo entre hombres como un “punto de inflexión” en la lucha contra el tabaco.

Tedros atribuyó el progreso a los gobiernos por ser “más duros” con la industria del tabaco y se comprometió a seguir trabajando estrechamente con los países “para mantener esta tendencia a la baja”.

“El descenso en el uso global del tabaco muestra que cuando los gobiernos aplican y fortalecen estrategias integrales basadas en evidencias, pueden proteger el bienestar de sus ciudadanos y comunidades”, agregó Krech.

Datos clave del informe

  • Niños: aproximadamente 43 millones de menores de 13 a 15 años consumieron tabaco en 2018 (14 millones de niñas y 29 millones de niños).
  • Mujeres: el número de mujeres que consumieron tabaco en 2018 fue de 244 millones. Para 2025, debería haber 32 millones menos de mujeres consumidoras del producto. La mayoría de los avances se están logrando en países de bajos y medianos ingresos. Europa es la región que avanza más lentamente en la reducción del consumo de tabaco entre las mujeres.
  • Asia: la región del sureste asiático OMS tiene las tasas más altas de consumo de tabaco, más del 45% de hombres y mujeres de 15 años o más, pero se calcula que la tendencia disminuirá rápidamente a niveles similares a los observados en las regiones del Pacífico europeo y occidental, mientras que la región del Pacífico occidental, incluida China, superará al sureste asiático como la región con la tasa promedio más alta de fumadores entre los hombres.
  • América: Quince países del continente están en camino de alcanzar el objetivo de 30% de reducción del consumo de tabaco para 2030, lo que lo convierte en el mejor desempeño de las seis regiones que monitoreadas por la OMS.