El coste del impacto de la violencia de género en España se eleva a 8.540 millones de euros al año, si bien los costes intangibles, como el dolor y el sufrimiento, la pérdida de trabajo y de productividad o los cambios de domicilio, podrían sumar otros 14.800 millones de euros.

La Delegación del Gobierno en Galicia ha acogido este jueves la presentación del estudio «El impacto de la violencia de género en España: una valoración de sus costes en 2016», elaborado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Aunque este informe no desglosa los costes por comunidades autónomas, la coordinadora del área de Igualdad de la Delegación del Gobierno en Galicia, María Debén, ha calculado que «un quinto del presupuesto que tiene Galicia equivale al total del impacto económico que supone en España la violencia de género».

La Unión Europea estima en un 0,8 por ciento del Producto Interior Bruto el coste promedio de la violencia de género en cada Estado, también en España.

Debén ha calificado de «abrumadora» esta estimación, que incluye los ámbitos laboral, sanitario y legal, este último en cuanto a recursos policiales, jurídicos y penitenciarios, y limitada al sector público, pues no constan datos del sector privado.

En este sentido, ha añadido que «quizá el país tiene que replantearse de nuevo si lo estamos haciendo bien, cuáles son los caminos a los que tenemos que reconducir» este tema.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, ha subrayado la necesidad de dar a conocer «con transparencia unos medios que se nutren de impuestos y que el gobierno decide destinar a erradicar la violencia machista».

El estudio explica que la violencia de género se concibe como un problema de salud pública por la magnitud de sus efectos sobre la salud física y mental de las mujeres que la sufren, y añade que conocer su coste puede contribuir a reducir el nivel de aceptación social, favorecer el conocimiento del gasto de la prevención y la intervención o deshacer mitos sobre ayudas públicas.

Solo en materia penitenciaria -en 2016 había 3.995 reclusos por violencia machista, un 7,83 % del total- el gasto superó los 113 millones de euros.

Pilar López-Rioboo ha apelado a una mayor conciencia social para luchar contra la violencia machista y ha recordado que actualmente hay 3.483 casos activos en Galicia, dos de ellos de riesgo extremo.

En Galicia, hay 767 mujeres que perciben la renta activa de inserción y 563 son usuarias del Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género (ATENPRO). En los cuatro primeros meses de año se contabilizaron 771 llamadas al 016 desde este comunidad.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

Deja un comentario