Actualmente España se encuentra en una situación delicada que necesita una política que aporte a la sociedad estabilidad. En un país en el que el turismo es una de las principales fuentes de ingreso, se ha visto muy debilitada por la escasa entrada de turistas. Desde la Unión Europea han intentado blindar la economía ofreciendo ayudas con el fin de poder remontar un poco esta crisis que ha azotado a unos más que a otros, pero que afecta a todos. Así el BCE ha abastecido a la banca española para poder hacer frente a una de las peores crisis sanitarias que ha traído consecuencias nefastas para la economía.

El cese de actividad de miles de empresas y la falta de ingresos ha hecho que muchos trabajadores se vean envueltos en un ERTE que para algunos han sido meses de espera para percibir el ingreso. Por ello han tenido que recurrir a ayudas de familiares o a algún pequeño préstamo. Por ejemplo, CashEddy ha proporcionado pequeñas cantidades a trabajadores para poder hacer frente al impago de los ERTES que se han producido a lo largo de la crisis sanitaria.

Durante el verano se ha ido viendo un aumento progresivo en el número de infectados. Pero a diferencia de abril y mayo los medios y el conocimiento son mucho mayores, aunque la cifra actual este próxima a esas fechas. Ahora el sistema sanitario está mucho más desahogado, pero sus advertencias son claras: hay que controlar los rebrotes, endurecer las medidas y sobre todo que la sociedad sea responsable con sus comportamientos. No hay culpables, pero la época estival ha traído consigo muchas ganas de fiesta, de reencuentros en los que parece que se olvida la situación. Pero la crisis sanitaria continúa y no da tregua, sigue habiendo personas con Covid-19 y cada día se producen más contagios.

Para evitar una situación peor y con más casos de Covid-19 que colapsen todo el sistema, se ha optado por endurecer las medidas de seguridad. Las restricciones de horario no han sido suficiente para controlar el ocio nocturno que parece haberse convertido en uno de los focos más importantes del país. Habitualmente la gente pierde el control de sus actos y no cumplen con las indicaciones que el establecimiento pide. Frenarlo se ha convertido en algunos casos algo imposible. Por ello desde el ministerio de Sanidad y de la mano de Salvador Illa se ha prohibido fumar al aire libre y también se ha optado por cerrar los locales de ocio como bares de copa y discotecas. Estas nuevas medidas pretenden relajar la cifra de afectados que no para de subir en los últimos días. Aún no hay una fecha concreta, pero estas normas entrarán en vigor lo antes posible.

La pandemia ha afectado a todas las personas del mundo en todos los aspectos. La economía de la mayoría se ha visto gravemente afectada y una amplia mayoría se encuentra en riesgo de contagio. Esta enfermedad desde luego afecta tanto a mayores como niños, no hay ninguna edad en la que se esté a salvo. Por ello es tan importante cumplir con las medidas de seguridad.