Ilustración cuervo Julio Mateos Montero. Web personal: Materia y fantasía pedagógica

No deberíamos olvidar que Osama Bin Laden fue entrenado por la CIA- Gilbert Achcar, intelectual libanés (socialista) nos explica por qué fracasaron las Primaveras Árabes- Donald Trump ¿Busca una gran guerra con su acoso a Rusia?

No deberíamos olvidar que Osama Bin Laden fue entrenado por la CIA para combatir a las tropas de la URSS (1979-1989) que apoyaban al Gobierno prosoviético del Partido Democrático Popular de Afganistán. El joven guerrillero (tenía 22 años en aquel entonces) contó con una financiación USA de 2000 millones de dólares, que sirvieron para reclutar y armar a 35.000 muyahidines -combatientes islámicos fundamentalistas- (la futura Al-Qaeda). Ronald Reagan llamó a Bin Laden y a su Ejército “Luchadores por la libertad”. Años más tarde, EEUU derrocó a Sadam Hussein con la ayuda, entre otros, de islamistas radicales iraquíes. Éstos y Al-Qaeda fundaron el Estado Islámico.

El intelectual libanés Gilbert Achcar (socialista, experto en Oriente Medio y profesor en la Universidad de Londres), nos explica con meridiana claridad por qué fracasaron las Primaveras Árabes. En su análisis -publicado en varios medios internacionales- nos dice:

“Se vio que la debilidad de la izquierda era inversamente proporcional a la fuerza del fundamentalismo. En América Latina la Teología de la Liberación es un componente importante de la izquierda (…) En Oriente Medio la izquierda se enfrenta al fundamentalismo islámico como uno de los principales polos de la política reaccionaria, siendo el otro polo el constituido por los regímenes”.

El sociópata Donald Trump y su Imperio (EEUU y sus perritos falderos) no se cansan de provocar y acosar a Rusia (con el despliegue de misiles en su frontera, etc.) dentro de un macabro juego que -si calculan mal “las mentes privilegiadas” de la CIA y el Pentágono- podría desencadenar una Tercera Guerra Mundial. De esa posibilidad ya nos advirtió Günter Grass, quien también nos señaló a Israel, ese pequeño país cargado de armas nucleares – que cuenta con amigos tan poderosos como USA y Europa- y que interpreta muy mal eso de ser “el pueblo elegido por Dios”.

 

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario