Ilustración cuervo Julio Mateos Montero.Web Personal: Materia y Fantasía Pedagógicas

¡Qué se jodan los pensionistas! – El conflicto catalán hace de oro a los fabricantes de banderitas- Las noticias para meter miedo preparan el camino de la dictadura Orwelliana   

¡QUÉ SE JODAN LOS PENSIONISTAS! Dijo –atreviéndose a quitarse la máscara- la Secretaria de Estado de Comunicación Carmen Martínez Castro. Decimos lo que pensamos cuando creemos que nadie nos oye o cuando estamos con amigos muy íntimos con los que podemos ser nosotros mismos. La palabra persona viene del griego “prosopón”, vocablo que significa máscara. Dicho lo anterior, deberíamos crear mecanismos para que sólo nos representen políticos íntegros que sientan simpatía o amor por el pueblo. De lo contrario tendremos que acostumbrarnos a vivir  “in perpetuum” con la hipocresía y con todo hijo/hija de perra que trata al pueblo cual ganado de ordeño.

LAS BANDERITAS Y LA EXTREMA DERECHA. El conflicto catalán se ha convertido en un pingüe negocio para los vendedores de banderas y banderitas de España, que son utilizadas como señas de identidad por los diestros que aman las corridas de toros, la caza mayor, la parafernalia militar. Por aquellos y aquellas que se estremecen ante el paso de “los novios de la muerte” y que, confesándose católicos como Dios manda, gritan en sueños que la violencia es el mejor fármaco “para mantener el orden de las cosas”. Algunos pensaron – y se equivocaron- que el 1-0 daría alas a los republicanos de toda España. Ocurrió todo lo contrario: la extremada derecha se expande, cual mancha venenosa, en las conciencias.

CADA DIA SE DAN MÁS NOTICIAS PARA METER MIEDO AL PUEBLO (no para darle coraje y armas para combatir los crímenes, muchos de ellos políticos). Primero triunfaron los vendedores de puertas blindadas, luego, los de sistemas de alarmas, después, los de seguros de vida; más tarde, las agencias de guardaespaldas; a continuación, los fabricantes de productos para desarrollar la musculatura. Cada día se compran más pistolas y se hace más necesario aprender artes marciales. Cuando el miedo atreviese las líneas rojas de lo tolerable, habrá llegado la hora de dar la bienvenida a “las nuevas dictaduras” que “protegerán  a los débiles” (eufemismo de ricos amenazados por colapsos financieros) de los “peligrosísimos sistema”.

 

 

 

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario