Ilustración cuervo Julio Mateos Montero.Web Personal: Materia y Fantasía Pedagógicas

Un tercio de los consultados por Podemos dijo “NO”- Las cruces amarillas en la playa de Barcelona- La temporera marroquí que fue violada analmente

UN TERCIO DE LOS CONSULTADOS POR PODEMOS, entre los que se encuentra este escriba, dijo “NO” a Pablo Iglesias y a Irene Montero. Con el rechazo pretendí ser fiel al espíritu fundacional de la formación política que bebió del principio fontanal del 15-M. Algunos ya tuvimos un bajón cuando Pablo apoyó al líder de “la izquierda radical”, Alexis Tsipras, quien traicionó al pueblo griego que dijo NO a los recortes criminales de Bruselas. A la derecha que critica a la pareja, la diré “que la izquierda no predica la pobreza, que la que predica la pobreza es la Iglesia Católica. “Es más difícil que un rico entre en el Reino de los Cielos, que un camello pase por el ojo de una aguja”, dice la sentencia que la Biblia atribuye a Jesús.

LAS CRUCES AMARILLAS SON UN DILEMA. Todos los problemas tienen solución pero es necesario tener la voluntad de encontrarla. A las dictaduras (No digo que en España haya una, sólo padecemos una democracia raquítica), siempre las ha gustado tener “un enemigo Exterior” para “verse obligadas a someter y defender al pueblo”. Otra modalidad es “el enemigo Interior” que justifica, como dice George Orwell, “la guerra de los grupos que gobiernan contra los gobernados”. Mientras el pueblo español “esté enganchado al conflicto catalán”, los ciudadanos, que sufren vejaciones y recortes a diario, ya tienen una válvula de escape para descargar su odio. Los astutos crecerán con “la fallida República Catalana”.

HIZO QUE ME ARRODILLARA Y ME OBLIGÓ A TENER SEXO ANAL, confesó recientemente una temporera marroquí que fue vejada y sodomizada, por un capataz de su misma nacionalidad, en los barracones donde dormía tras terminar su jornada en los campos agrícolas de Hueva. Este crimen –que al parecer es habitual, también con “dueño español”- no es más que la punta del iceberg de los abusos, explotación, esclavitud, sueldos miserables y jornadas interminables que sufren decenas de miles de inmigrantes que trabajan en zonas rurales. En las manifestaciones del Primero de Mayo de 2016, celebradas en Cartagena (Murcia) vi, por primera vez en mi vida, más inmigrantes que españoles. Días antes habían muerto cinco marroquíes y otros tres habían resultado gravemente heridos al estrellarse la furgoneta que conducía un compañero que se quedó dormido por agotamiento. Recuerdo que llevaban una pancarta que decía “para vosotros el dinero, para nosotros la sangre”.

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario