El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, considera que la llamada ‘segunda ola’ del coronavirus, que está afectando estos días especialmente a la región madrileña, pudo deberse a que «hubo un momento en junio, por parte de todos, que haya habido una relajación».

«Pensábamos que lo peor había pasado y podíamos recuperar la normalidad en todos los sentidos, y se ha visto que no. Culpables únicos no hay ninguno y todas las administraciones han trabajado lo mejor que han sabido y han podido para resolver este problema», ha afirmado Franco en una entrevista concedida a Europa Press.

Así, ha apuntado que para explicar por qué Madrid fue uno de los focos de la primera ola y ahora de la segunda de Covid-19, hay que tener en cuenta la densidad de población de Madrid para expandir el contagio. «En este tema importante no me gusta buscar culpables, tenemos que trabajar todos para superar (la pandemia) y vencerla», ha señalado el delegado.

«Ser profeta del pasado no es muy difícil. Deberíamos haber aprendido lecciones importantes y haber aplicado mayores dosis de humildad. Este fenómeno nos ha pillado a todos desprevenidos. Nadie presuponía al principio que iba a pasar lo que luego pasó. El Gobierno de España fue tomando medidas acertadas, proporcionales a medida que iba teniendo conocimientos científicos de lo que iba pasando», ha proseguido.

El representante del Gobierno central en Madrid ha recordado que durante el estado de alarma le tocó coordinar las tres administraciones en la Delegación. Así, ha destacado y agradecido el comportamiento que tuvieron en ese momento los ayuntamientos y la Comunidad de Madrid.

«Aquí no quiero hablar en sus colores políticos. Los municipios ayudaron mucho en el reparto de las mascarillas, en las residencias de sus pueblos, han estado al pie de calle y han hecho una labor extraordinaria. Y los consejeros con los que teníamos contacto también se han comportado de manera ejemplar con la máxima lealtad y colaboración; no ha habido ningún problema», ha resumido.

Preguntado por la excesiva mortalidad en las residencias de ancianos en el punto álgido de la pandemia, José Manuel Franco ha recordado que el asunto va a ser investigado en una comisión de la Asamblea de Madrid, a propuesta del PSOE.

«Ahí se verá y espero que se puedan ver las causas que han llevado a esta auténtica catástrofe. Veremos el grado de responsabilidad en esos protocolos, que cambiaban de un día para otro, que decían que era un error, un borrador que no era un borrador, en fin… Cuando sepamos qué ha pasado exactamente, obraremos en consecuencia», ha avanzado.