Vuelven a salir a la luz unas declaraciones realizadas por el presidente en funciones de LaLiga tras la polémica de la suspensión del Rayo Vallecano – Albacete por los insultos antifascistas.

Casi tres años después de la polémica generada por la llegada del jugador Roman Zozulya al Rayo Vallecano, el ucraniano ha vuelto a la actualidad tras la suspensión este domingo en el descanso del partido Rayo-Albacete.

En enero de 2017, el jugador regresó al Real Betis, propietario de sus derechos federativos, sin debutar ni entrenarse tras su fichaje con el Rayo porque los ‘bukaneros’  le calificaron de “nazi” tras ser acusado por medios estatales rusos de financiar a grupos paramilitares ultraderechistas.

Javier Tebas, hacia el presidente en funciones de LaLiga, anunciaba a inicios de ese año a José Ramón de la Morena en el programa El Transistor haber presentado una querella criminal contras 17 aficionados identificados del Rayo Vallecano que irrumpieron en un entrenamiento de su equipo para mostrar su disconformidad con el fichaje de Zozulya.

Tebas, exmiembro del partido fundado por Blas Piñar Fuerza Nueva y reconocido votante de Vox, justificó: “Estamos ante los tribunales populares. Si hoy dicen que es nazi porque lo dicen un grupo de personas, nos podemos encontrar que mañana es porque es homosexual,… estamos en un problema que puede llevar a otros más graves”.

Afirmó también Tebas: “Yo no quiero catalogar si una ideología es nazi o no es nazi. Pero si al final, un grupo de personas puede decidir quién es nazi y quién no es nazi, sin control de la justicia, se reúnen unos cuántos y dicen ‘este es nazi’”.

“No podemos permitir que alguien por miedo no pueda ejercer su derecho al trabajo. Con esto estamos permitiendo los juicios populares, o que uno porque sea homosexual ya no juegue. Me da igual que sea de derechas, izquierda, o extrema derecha o extrema izquierda. No lo podemos permitir”, continuó.

DEJA UNA RESPUESTA