«La Policía ha investigado a fondo ese hecho que yo no voy a calificar y, además, creo que lo ha hecho con un nivel de eficacia muy importante porque, bajo la batuta de la Audiencia Nacional, efectivamente se ha investigado y conseguido identificar a varios de los presuntos autores que participaron», ha señalado Pardo Piqueras.

El director de la Policía, que ha presentado este lunes un convenio de colaboración con la Real Federación de Tenis para luchar contra el amaño de partidos a través de las casas de apuestas, ha subrayado que las diligencias dirigidas por el juez José de la Mata se han llevado a cabo «en un tiempo récord».

«Lo que quiero hacer es felicitar a quienes han participado en esa investigación en el ámbito de la Policía Nacional y también al juez por el trabajo bien hecho en esta materia», ha continuado en declaraciones a la prensa. Pardo Piqueras ha recordado que la Brigada de Información de Madrid y la Comisaría General de Información continúa a disposición del juzgado para «cualquier acción» complementaria. «Estoy realmente satisfecho», ha enfatizado.

COREA DEL NORTE HABLA DE ATAQUE TERRORISTA

Este fin de semana, un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte ha definido el asalto a la Embajada de Corea del Norte en Madrid como un «grave ataque terrorista» y ha pedido a las autoridades españolas que realicen la investigación de una manera «responsable».

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha emitido dos órdenes de detención internacional contra Adrián Hong Chang, ciudadano mexicano residente en EEUU, y también sobre el ciudadano estadounidense Sam Ryu. Se trata del cabecilla y otro de los tres identificados como presuntos autores del asalto en la Embajada el pasado 22 de febrero.

El juez De La Mata levantó el secreto de actuaciones sobre el incidente, que atribuye a una organización criminal formada por diez personas, todas ellas huidas y fuera de España, pues se marcharon el mismo día del asalto a través de Portugal en cuatro grupos distintos y, de allí, volaron a Estados Unidos.

El líder contactó después con el FBI en Nueva York para informar sobre estos hechos. Según dijo, acometió el asalto por iniciativa propia. Fuentes policiales consultadas por Europa Press relacionaron la ‘operación Nollan’ con mercenarios con formación militar.

REIVINDICACIÓN DE UN GRUPO DISIDENTE

El grupo liderado por Adrian Hong Chang, según estas fuentes policiales, buscaba captar al responsable de negocios de la Embajada, a quien ofreció un traslado a un país seguro, y hacerse con información sensible posiblemente relacionada con el programa nuclear. Los asaltantes grabaron su acción, que ha reivindicado el grupo disidente norcoreano Cheollima Civil Defense (CCD), aunque negando que se tratara de «un ataque» ni que hubiera «otros gobiernos» implicados.

Defensa Civil Cheollima ha asegurado en las últimas horas en otro comunicado que está preparando «grandes acontecimientos», al tiempo que ha advertido de que el régimen que lidera Kim Jong Un sufrirá más «humillación» si continúa con los abusos de los Derechos Humanos.

El asalto del 22 de febrero cobró aún más importancia porque el exembajador de Corea del Norte en Madrid Kim Hyok Chol es uno de los hombres fuertes del equipo que lidera las fallidas negociaciones nucleares con Estados Unidos. Chol fue expulsado de España en septiembre de 2017 en represalia por los ensayos nucleares.