Albert Batlle, que fue director general de los Mossos d’Esquadra entre 2014 y 2017, ha sido presentado este lunes como número 3 en la lista del PSC al ayuntamiento de Barcelona. Batllet acompañará al alcaldable, Jaume Collboni y su número dos, Laia Bonet, que fue confirmada la semana pasada.

El exdirector general de la policía autonómica es una apuesta del partido para mostrar su compromiso con la seguridad, a la vez que incorporan a las sensibilidades del sector conservador proveniente de Convergència i Unió, con quien se han aliado desde las elecciones catalanas de 2018.

Batlle confirmó este mismo mes su afiliación a Units per Avançar, el partido heredero Unió que ahora capitanea Ramón Espadaler. Sin embargo, a Batlle no le es ajeno el mundo del socialismo catalán, ya que antes de ser fichado por Artur Mas tuvo militancia en el PSC y llegó a ostentar diversos cargos municipales, incluyendo el de concejal desde 1983 hasta su paso a la Generalitat como Secretario de Servicios Penitenciarios.