En el comunicado de prensa, el Departamento de Comercio de EEUU dio a conocer de que a partir de hoy domingo, se informa de que «cualquier acción para distribuir o mantener WeChat o Tik Tok en tiendas de aplicaciones estará prohibido en el país norteamericano».

Del mismo modo, «será ilegal alojar o transferir el tráfico de Internet asociado con WeChat a partir del 20 de septiembre. La misma medida se aplicará a Tik Tok desde el 12 de noviembre».

El secretario de comercio de Estados Unidos ha expuesto que «las acciones de hoy demuestran una vez más que el presidente Trump hará todo lo que esté en su poder para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a los estadounidenses de las amenazas del Partido Comunista chino».

«Bajo la dirección del presidente, hemos tomado medidas significativas para combatir la recopilación maliciosa de datos personales de los ciudadanos estadounidenses por parte de China, mientras que promovemos nuestros valores nacionales, normas basadas en reglas democráticas y la aplicación agresiva de las leyes y regulaciones de EE.UU.», ha añadido.

La excusa es el robo de datos, pero cabe recordar del fraude de Cambridge Analytica, donde el mismo Donald Trump se vio involucrado en la filtración y compra/venta de datos de usuarios de Facebook para su uso electoral.