El Gobierno se mantiene firme y activará la tasa Google a pesar de las amenazas de Trump de imponer aranceles a los productos españoles. El Gobierno esperaba recaudar 800 millones al año con la llamada tasa Google y otros 1.200 con las llamadas transacciones financieras.

Cada mes en que la tasa Google no está vigente el Gobierno deja de ingresar 66 millones de euros. Cada mes en que las transacciones financieras no están vigentes se pierden 100 millones en ingresos.

Hacienda ya ha diseñado las herramientas que le van a permitir obtener más ingresos y confirman que el Consejo de Ministros dará luz verde ya este martes el anteproyecto de ley del impuesto sobre determinados servicios digitales, que es tasa Google, y también a la tasa Tobin, un nuevo tributo sobre las transacciones financieras, según indica la Cadena Ser.

Una vez que el Consejo de Ministros remita los textos a las Cortes, tienen que tramitarse y poner en marcha su aplicación así que hay fuentes del Gobierno que calculan la entrada en vigor en el segundo semestre. De todos modos, la previsión de Hacienda es que en el capítulo de ingresos de estas cuentas ya esté reflejada recaudación por estos nuevos impuestos.

Amenazas de Trump

España tiene previsto dar este paso recaudatorio antes de que la OCDE armonice su tasa Google y sobre todo, después de que Francia haya dado un paso atrás al posponer el cobro de la tasa Google hasta diciembre. Trump ha amenazado con subidas arancelarias al automóvil tras hacer lo propio con las agrícolas.

Ambas figuras fiscales tienen que aprobarse por ley, de forma independiente de los presupuestos que Pedro Sánchez quiere tener listos en verano. La opinión extendida en este momento en el PSOE y en el Ejecutivo es que las elecciones catalanas pueden ser en otoño así que creen que antes podrán lograr el apoyo de ERC para sacar adelante las cuentas.