El Ministerio de Defensa británico ha establecido esta semana una sala de operaciones específica para lidiar con los problemas que podría provocar un eventual «brexit» sin acuerdo, reveló este jueves el canal Sky News.

Las Fuerzas Armadas pueden transportar alimentos, combustible y otros productos en caso de que se produzcan escenarios de escasez, así como colaborar en puertos y aeropuertos.

El plan de los militares, que ya había avanzado el ministro de Defensa, Gavin Williamson, el pasado diciembre, forma parte de un programa más amplio del Gobierno para amortiguar el posible impacto de un «brexit» abrupto.

Desde un búnker subterráneo ubicado bajo la sede londinense de Defensa, los mandos del Ejército tendrán bajo su control a un equipo de 3.500 militares que están preparados para movilizarse si el Gobierno decide dar ese paso.

El año pasado, el Ejecutivo de la primera ministra británica, Theresa May, anunció que distribuiría 2.000 millones de libras (unos 2.300 millones de euros) adicionales entre diversos ministerios para que desarrollaran planes de contingencia.

El Reino Unido abandonará la Unión Europea (UE) de forma no negociada el próximo día 29 si antes no ha ratificado un acuerdo con los términos de salida o bien ha pactado con Bruselas una extensión de ese plazo.

Los líderes de los países comunitarios restantes han sugerido que están dispuestos a conceder una extensión de unos dos meses, que estaría sin embargo condicionada a que la Cámara de los Comunes apruebe el acuerdo de salida, un texto que ya ha rechazado en dos ocasiones por amplia mayoría.

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.382 suscriptores.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.382 suscriptores.

DEJA UNA RESPUESTA