Margarita Robles, ministra de Defensa, ha revelado este lunes que la Unidad Militar de Emergencias ha encontrado en varias residencias de mayores, durante las tareas de desinfección, ancianos muertos en sus camas. Solo este lunes tenía previsto inspeccionar 73 de estos centro, 14 en la comunidad de Madrid.

«El Ejército ha podido ver a ancianos absolutamente abandonados, cuando no muertos en sus camas», ha apuntado Robles en declaraciones a Telecinco y ha asegurado que serán «absolutamente implacables y contundentes en el trato que se le dé a los mayores en esas residencias». Tras asegurar que en la mayoría de los casos se cuida a los ancianos, pese a las limitaciones de la situación actual, ha añadido que “todo el peso de la ley caerá sobre quienes no cumplan con sus obligaciones”.

La Fiscalía General del Estado ha abierto diligencias de investigación para determinar si en algunas residencias hay residentes fallecidos por el coronavirus o ancianos en malas condiciones de salubridad ya que, según la Fiscalía, los militares habrían comprobado «la existencia de personas ancianas, algunas de ellas enfermas, residiendo en situaciones extremas y malas condiciones, así como residentes fallecidos».

Robles ha afirmado que aunque «la inmensa mayoría» de las residencias de mayores «está cumpliendo con la obligación» de atender a sus residentes, hay otras que no, pero no ha querido detallar cuántas ni cuáles. En varias residencias una gran parte del personal se ha dado de baja tras detectarse el virus.

Cuando existe sospecha de contagio por coronavirus los fallecidos deben permanecer en la cama y no pueden ser tocados hasta que llegue el facultativo y el personal de la funeraria provistos de equipos de protección y bolsas, algo que puede tardar hasta 24 horas en la comunidad de Madrid debido al colapso de los servicios funerarios.

A pesar de que la mayoría de los trabajadores no cuentan con protección individual adecuada y muchos están afectados por el coronavirus o en cuarentena, la mayoría de las residencias están funcionando bien y los casos de desbordamiento son puntales, según Fuentes del Imserso.