El Ejército de la India anunció hoy que ha eliminado a 18 insurgentes en Cachemira en las últimas semanas, incluyendo a uno de los «principales conspiradores» del ataque que a mediados de febrero acabó con la vida de 42 policías en esa conflictiva región.

En una operación lanzada contra el grupo insurgente paquistaní Jaish-e-Mohammad (JeM) que reivindicó el ataque, el Ejército ha «eliminado a 18 terroristas hasta ahora en los últimos 21 días. De ellos, 14 pertenecían al JeM y seis eran importantes dirigentes», afirmó en una rueda de prensa en Srinagar, la capital cachemir de verano, el teniente general Kanwal Jeet Singh Dhillon.

El militar también afirmó haber abatido a Mudasir Ahmed Khan, calificado por las autoridades como el segundo al mando de la organización y «uno de los principales conspiradores del ataque contra el convoy de la Fuerza Central de Policía de Reserva».

El pasado 19 de febrero, las autoridades indias afirmaron haber eliminado a la cúpula del JeM en la Cachemira india tras el abatimiento de tres insurgentes en Pulwama, el mismo distrito donde un atacante suicida hizo detonar un vehículo cargado de explosivos matando a 42 policías, el peor ataque en tres décadas de conflicto.

El ataque desencadenó la mayor escalada militar entre la India y Pakistán en décadas, dos países que se disputan la región de Cachemira desde su independencia del Imperio Británico en 1947 y que han librado dos guerras y numerosos conflictos menores por su control.

Nueva Delhi aseguró haber bombardeado un campamento de JeM en suelo paquistaní y, en respuesta, Islamabad bombardeó territorio indio desencadenando un combate aéreo en el que fueron derribados cazas y detenido un piloto indio, que ya ha sido liberado.

La India ha acusado reiteradamente a Pakistán de apoyar el «terrorismo transfronterizo» y de permitir y auspiciar el funcionamiento en su territorio de grupos terroristas que tienen como fin atacar objetivos indios y atizar los ánimos separatistas entre la población cachemir.