El embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, destacó este jueves las inversiones del Gobierno de su país en el departamento de Antioquia (noroeste), afectado por cultivos ilícitos, porque le dan posibilidades a la gente de insertarse en las cadenas de economía lícitas.

Así lo aseguró el diplomático en una visita al municipio de Caucasia, en donde se refirió al denominado «Plan Antioquia», iniciativa enfocada a llevar seguridad, desarrollo y oportunidad a regiones estratégicas de interés y en las que hay problemas de cultivos ilícitos y narcotráfico, principalmente.

«Lo más importante ahora es que damos a la gente inmersa en las economías ilícitas la posibilidad de una vida digna y eso incluye obviamente una oportunidad de trabajo, la posibilidad de producir y sacar sus productos al mercado, pero todo eso empieza con la seguridad, por eso estamos muy contentos y muy admirados por el gran trabajo de la Policía», dijo Whitaker.

Durante su estadía en la finca Paraguay, Whitaker destacó que la labor de quienes erradican coca y han logrado liberar unas 3.600 hectáreas en lo que va de este año.

«Somos conscientes de los retos que han enfrentado y eso que vamos a inspeccionar, un poco, es una muestra de nuestro compromiso con su dignidad», aseguró.

La zona del Bajo Cauca antioqueño se ha visto afectada por las disputas entre disidencias de las FARC, la guerrilla del ELN, bandas como el Clan del Golfo y otras organizaciones como «Los Caparros», que buscan controlar las cultivos de coca y las rutas del narcotráfico, entre otras actividades ilegales.

Whitaker también visitó una escuela en la región en la que la Policía, con apoyo económico de Estados Unidos, construyó una cafetería para 800 estudiantes.

La escuela está cerca de un sitio donde se construye una nueva base que albergará a unos 50 policías que brindarán cobertura adicional a los municipios circundantes.

El embajador Whitaker también destacó que su país entregó a Colombia dos aviones Beecraft 1900 para luchar contra el narcotráfico, un tema que ha estado en el centro de la polémica en las relaciones de los dos países en los últimos meses.

Las aeronaves, que serán operadas por la Dirección Antinarcóticos de la Policía, son modelo UE 124 y UE 408, cuyo software permite la «integración de datos» de las áreas en las que se realicen operaciones.

Según un informe de la Casa Blanca divulgado a mediados del año pasado, en 2017 cuando el presidente de Colombia era Juan Manuel Santos (2010-2018), el área sembrada de coca en el país alcanzó un récord de 209.000 hectáreas, mientras que la producción potencial de cocaína pura subió hasta las 921 toneladas métricas.

Entre tanto, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) señaló que los cultivos de coca en el país crecieron en 2017 un 17 %, hasta alcanzar un récord de 171.000 hectáreas, 25.000 más que en 2016.

Fuente