En el año 2022, la Comunidad de Madrid enfrentó un sobrecoste de 314 millones de euros en intereses de la deuda debido a la decisión de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, de financiarse al margen del Estado. El PSOE-M denuncia que esta estrategia, impulsada por el enfrentamiento del Gobierno del PP contra Pedro Sánchez, ha costado a los madrileños al menos un millón de euros al día en los últimos cuatro años.

Las cifras, que saldrán a la luz en el próximo pleno de la Asamblea, revelan que el Gobierno de Ayuso optó por independizarse del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y recurrir a la financiación privada. Madrid es la única región de España que sigue esta estrategia, lo que ha generado críticas constantes y acusaciones de «empecinamiento» por parte de la oposición.

Díaz Ayuso, defendiendo su plan en el Foro XIV Spain Investors Day, argumentó que esta decisión busca posicionar a la autonomía en competencia con ciudades como Londres y Ámsterdam. Sin embargo, el PSOE-M estima que esta «misión» ha tenido un alto costo para el erario público, con pérdidas de 314 millones solo en 2022.

El enfrentamiento entre Ayuso y Sánchez genera un gasto diario de un millón de euros
El enfrentamiento entre Ayuso y Sánchez genera un gasto diario de un millón de euros

Desde el PSOE-M destacan que, desde 2021, esta decisión ha supuesto más de 900 millones de euros de gasto adicional para los madrileños. La financiación privada conlleva mayores intereses, y el impacto podría aumentar aún más, según las subidas de los tipos de interés registradas en 2023.

El Partido Socialista, ante este escenario, anuncia su intención de impulsar medidas para mitigar estos perjuicios económicos. Consideran que esta gestión financiera es un ejemplo de la mala administración del Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid. Además, no descartan recurrir a la Justicia si se mantiene la «opacidad» del Ejecutivo de Ayuso.

La presidenta regional ha justificado su estrategia, destacando que Madrid es la única región «capaz de financiarse en los mercados» debido a la confianza y solvencia que ofrece. A pesar de los 612 millones de euros pagados en intereses de la deuda, Ayuso defiende la independencia del FLA, al que acusa de ser una herramienta de negociación por parte del Gobierno central.

Madrid, sin embargo, paga un tipo de interés del 2,3%, en comparación con el 1,4% de las autonomías que siguen adheridas al FLA, según datos del BBVA. La diferencia de 314 millones de euros se suma a una deuda total que supera los 34.000 millones de euros.

A pesar de las críticas, Díaz Ayuso persiste en su estrategia y critica la supuesta intención del Gobierno central de «mercadear con las deudas autonómicas».

DEJA UNA RESPUESTA