Ricardo Patiño, excanciller de Ecuador durante la Administración de Rafael Correa, tildó este jueves de «cuento» su supuesta vinculación con «hackers» en un presunto entramado para desestabilizar el Gobierno de Lenín Moreno.

«La ministra María Paula Romo acaba de inventar un cuento sobre una supuesta relación mía con hackers rusos, solo le falta que diga dónde dejamos a la ‘Caperucita Roja’ y a la ‘Bella durmiente'», ironizó Patiño en su perfil de Twitter sin agregar más comentarios sobre los comentarios de la funcionaria.

En una comparecencia dos horas después de anunciarse el retiro del asilo ecuatoriano y el arresto de Assange, Romo acusó a WikiLeaks de formar parte de una supuesta trama para desestabilizar al Gobierno de Ecuador, en cooperación con dos «hackers» rusos el país andino y posiblemente también con el Gobierno venezolano.

Romo habló de «uno de los miembros claves de WikiLeaks y persona cercana al Sr. Julian Assange» que reside en Ecuador, aunque no reveló su identidad.

«Tenemos evidencias suficientes de que ha estado colaborando con los intentos de desestabilización en contra del Gobierno y trabaja de manera cercana y ha viajado a otros países con Ricardo Patiño», el excanciller de Rafael Correa (2007-2017), en cuya Administración se otorgó el asilo en 2012.

Con el excanciller -agregó Romo- esa persona ha viajado «en dos ocasiones a Perú y también a España» y en febrero de este año ambos viajaron «con diferencia de un día a Venezuela».

Adelantó que todo el material incriminatorio de la trama «será entregado en las próximas horas a la Fiscalía General del Estado».

«No vamos a permitir que Ecuador se convierta en un centro de piratería informática y no podemos permitir actividades ilegales, ya sea para perjudicar a ciudadanos ecuatorianos o de otros países o a cualquier Gobierno», aseveró.

Patiño, uno de los más fervientes defensores del asilo a Assange, ha tildado de «vergüenza mundial» la decisión de Moreno, que durante el Gobierno de Correa ocupó la Vicepresidencia del país, del que cree que ha traicionado los postulados del movimiento político con el que el expresidente gobernó una década.

«Lenin Moreno llevó su traición a nivel global. Autorizó el arresto de Assange en nuestra embajada en Londres. Violó la Constitución, los convenios internacionales y pone en riesgo la vida de un periodista que reveló crímenes aberrantes. ¡Te repudiamos Judas!», sentenció el excanciller Patiño.