El exdirector de Interviú Alberto Pozas, que dimitió como director general de Información Nacional de Moncloa tras verse implicado en el presunto espionaje al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y a su partido, vuelve este lunes a la Audiencia Nacional a declarar como imputado tras haber comparecido como testigo.

Pozas acudió a declarar tras su dimisióncomo testigo en esta causa el pasado 8 de abril, condición que el juez Manuel García Castellón cambió ese mismo día a la de investigado por un presunto delito de revelación de secretos.

En su comparecencia como testigo, Pozas admitió que fue él, cuando era director de Interviú, quien facilitó al excomisario José Villarejo un «pendrive» con copia de los datos del teléfono de una asesora de Podemos, que habían recibido en la redacción y que no pensaban publicar.

El excargo de Moncloa ratificaba de esa manera la versión que prestó el propio Villarejo al respecto cuando declaró como investigado por esta causa y dijo que fue Pozas quien le entregó ese «pendrive», una constatación que derivó en la imputación del periodista por presunta revelación de secretos.

Según declaró el excomisario, los datos habían llegado a la redacción de la revista pero Pozas consideró que su contenido no era publicable y, por eso, se lo entregó a él.

Villarejo podría vincular a Soraya Sáenz de Santamaría con la «operación policial» contra Podemos

Con el contenido del «pendrive», según la declaración del excomisario, Villarejo elaboró un informe que elevó a sus superiores y en el que señalaba que el contenido del dispositivo carecía de «interés policial», por lo que lo archivó, como hacía con todos sus trabajos.

La sustracción del móvil se produjo en los meses previos a las negociaciones para formar Gobierno en 2016, en el que se intentaba acabar con el crecimiento exponencial de la formación morada.

En este mismo caso también ha declarado el presidente del grupo Zeta, Antonio Asensio, al que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, apuntó en su declaración como perjudicado por estos hechos como la persona que le entregó la tarjeta del móvil sustraído a su asesora, Dina Bousselham.

 

Eduardo Inda

Asimismo, Pablo Iglesias ha solicitado una batería de diligencias entre las que consta petición expresa de que se cite como imputados al director de OKDiario, Eduardo Inda, y a uno de sus redactores, se compruebe el tráfico de llamadas de ambos y su relación con el comisario en prisión provisional José Manuel Villarejo y se geolocalice el destino que tuvo el móvil de su asesora Dina Bousselham tras ser robado en 2015.

«se ha puesto en evidencia la presumible colaboración activa para difamar a D. Pablo Iglesias Turrión entre un grupo de altos mandos del Cuerpo Nacional de Policía entre los que figura el Sr. Villarejo Pérez y el medio de comunicación OKDiario».