El hemisferio norte de América, en donde por estas fechas hacer calor y las temperaturas suelen ser agradables, está viviendo un «extraño» invierno con nevadas y tornados. Ejemplos de ello son Alaska y Seattle. El pasado domingo, Alaska, el estado más frío de EE. UU., registró en la isla de Kodiak una temperatura de 19,4º, mientras en Seattle el mismo día se registró una temperatura de -6,7°C, rompiendo así el récord establecido en 1948.

El pasado sábado 25 de diciembre, en la ciudad sudoriental de Ketchikan, en la misma Alaska, se vivió uno de los días de Navidad más fríos del último siglo con temperaturas de -18 °C .

En Sierra Nevada, en California, han caído esta semana casi cinco metros de nieve, lo que convierte este mes de diciembre en el mes con más nieve en esa ubicación y el tercer mes con más nieve en general, según los científicos.

El "extraño" invierno de Norteamérica
El «extraño» invierno de Norteamérica

Tal y como informa BBC Mundo, este miércoles el Centro Federal de Predicción de Tormentas alertó de que es posible que durante los próximos días haya tormentas severas, vientos fuertes y tornados en varios estados del sureste de EE.UU., unos fenómenos inusuales en estas fechas y que llegarían unas semanas después de que las zonas de Nebraska y Kansas fueran arrasadas por unos intensos tornados que dejaron 438.000 hogares y negocios sin electricidad y al menos cinco fallecidos.

En lugares como Alaska se ha advertido sobre un posible «Icemageddon» («Hielogedón»), ya que la lluvia y la nieve han dejado las carreteras recubiertas de un hielo tan duro como el cemento.

Las fuertes nevadas han provocado a lo largo de EE.UU. y también de Canadá cortes de energía generalizados y cierres de carreteras. La agencia meteorológica Environment Canada alertó de temperaturas extremas para la mayor parte de Columbia Británica y señaló que la ola «de frío histórica» continuará posiblemente hasta el final de la semana. Según los expertos, se trata de uno de los periodos más fríos que ha vivido Canadá en el último medio siglo.

En Estados Unidos, las tormentas invernales también ha afectado a zonas de Nevada y su gobernador Steve Sisolak, ordenó a los trabajadores estatales no esenciales, además del personal de seguridad pública y correccionales, que permanezcan en casa debido a la tormenta.

En cambio, en lugares como Dallas se han reportado temperaturas altas récord para la época. El domingo, el aeropuerto internacional de Dallas-Fort Worth alcanzó los 27,2°C.

Señal del cambio climático

El científico Rick Thoman, del Centro de Evaluación y Política Climática de Alaska, le dijo a la BBC que durante las dos últimas décadas se han notado más estas diferencias tan bruscas de temperatura y considera que son una señal del cambio climático.

«En un mundo que se calienta, vamos a tener más de estos eventos sin precedentes, eso es lo que esperamos», dijo a la BBC. Y añadió: «2021 realmente parece ser el año en que estos eventos extremos realmente han pasado a primer plano».

DEJA UNA RESPUESTA