Según un reciente artículo de The Intercept, dos empresas brasileñas que son parcialmente propiedad de un importante donante del presidente de EE.UU., Donald Trump, y el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, tienen gran parte de responsabilidad en la continua destrucción de la selva amazónica.

«Una carnicería que se ha convertido en furiosos incendios que han captado la atención mundial», reza el artículo. Estas dos empresas son Hidrovias do Brasil y Pátria Investimentos, ambas propiedad de la compañía de inversión estadounidense Blackstone, cuyo cofundador y CEO es Stephen Schwarzman, un aliado cercano de Trump.

Estructura societaria de Hidrovias do Brasil / Hidrovias do Brasil. Fuente: The Intercept
Según se informa en el texto, estas compañías «han arrebatado el control» de varias parcelas de tierra en la selva amazónica, construyendo una polémica carretera hacia su nueva terminal de embarque en Miritituba, dirigida por Hidrovias do Brasil, en el estado brasileño de Pará, para facilitar el cultivo y la exportación de granos y soja.

Hace unos meses, el gobierno del ultraderechista Bolsonaro anunció que Hidrovias do Brasil mejoraría una carretera en el Mato Groso, duplicando su capacidad de envío de granos a 13 millones de toneladas y potenciando la deforestación. «El desarrollo de la carretera en sí causa deforestación, pero lo más importante es que ayuda a hacer posible una transformación más amplia de la Amazonía convirtiendo selva en tierras de cultivo«, asevera el artículo.

«El esfuerzo por transformar a la Amazonía de una selva tropical en una fuente de ingresos para el agronegocio es fundamental para el conflicto, y está relacionado con los incendios que hoy se descontrolan«, insiste la nota.

Blackstone en España

El fondo de inversión Blackstone, responsable en parte de la deforestación en el Amazonas, diversifica sus actividades por diferentes países. En España, por ejemplo, se consolida como el mayor casero del país con su actividad como fondo buitre. La compañía tiene cerca de 30.000 viviendas en alquiler a través de sus cinco sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis) dedicadas a vivienda y refuerza todavía más su posición en este negocio. Una cartera de inmuebles tiene un valor de mercado de 5.643 millones de euro

De las 70 socimis que existen actualmente en España, hay cerca de treinta dedicadas al alquiler de vivienda cuya cartera ya supera las 35.500 unidades, según una estimación realizada a partir de las cuentas anuales de las empresas, las presentaciones remitidas a los inversores y la información disponible en sus páginas web, recopilado por eldiario.es.


Vídeo Recomendado:

1 Comentario

Deja un comentario