Una reunión de alto nivel en Ginebra de Gobiernos, organizaciones financieras internacionales, líderes empresariales, actores humanitarios y de desarrollo, personas refugiadas y representantes de la sociedad civil ha asegurado compromisos de apoyo amplios y sustanciales para las personas refugiadas y las comunidades en las que viven, especialmente compromisos importantes de nuevo apoyo a largo plazo para la inclusión.

En total, se habían realizado más de 770 compromisos en general a mediados de la tarde del miércoles en el Foro Mundial sobre los Refugiados, al que asistieron unos 3.000 participantes, incluidas personas refugiadas y 750 delegaciones. Estos compromisos se hicieron en diferentes áreas, desde el empleo hasta los espacios en escuelas para niñas y niños refugiados, nuevas políticas gubernamentales, soluciones como el reasentamiento, energía limpia, infraestructura y un mejor apoyo para las comunidades y países de acogida.

Aya Mohammad, una ex refugiada iraquí que vive en Suiza, dirige unas palabras a las delegaciones en el Foro Mundial sobre los Refugiados. © ACNUR/Andrew McConnell

El apoyo sustancial provino de los Gobiernos, la sociedad civil, los grupos de refugiados, las asociaciones deportivas, los grupos confesionales y el sector privado, siendo las alianzas un elemento clave para lograr resultados exitosos para las personas refugiadas y los países de acogida que a menudo carecen de recursos suficientes.

Para ver la lista completa de compromisos, ingrese aquí (información disponible en inglés). Se esperan nuevos compromisos en el futuro cercano y se han establecido indicadores para evaluar su éxito, por ejemplo, en los empleos creados, los espacios escolares y la reducción de los niveles de pobreza, y así dar seguimiento al progreso. En dos años se realizará una reunión para hacer un balance.

“El apoyo público al asilo ha flaqueado en los últimos años. Y en muchos casos, las comunidades que acogen personas refugiadas se han sentido abrumadas u olvidadas”, dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. “Pero las situaciones de refugiados son ‘crisis’ solo cuando dejamos que se vuelvan así, al pensar a corto plazo, al no planificar o no trabajar juntos en todos los sectores, y al descuidar las comunidades a las que llegan [las personas refugiadas]. En este Foro, hemos visto un cambio decisivo hacia la visión a largo plazo”.

Un análisis inicial indica que también hubo importantes compromisos financieros. El Grupo del Banco Mundial comprometió más de 4.700 millones de dólares estadounidenses a través de una ventana de financiación específica para las personas refugiadas y las comunidades de acogida, así como una ventana de financiación separada para impulsar el sector privado y crear empleos, con las personas refugiadas y las comunidades de acogida también consideradas en esta última. Hubo un anuncio similar del Banco Interamericano de Desarrollo de 1.000 millones de dólares estadounidenses. Además, una amplia gama de Estados y otras partes interesadas se comprometieron a dar apoyo financiero para las personas refugiadas y sus comunidades de acogida por más de 2.000 millones de dólares estadounidenses. Estos apuntan a fortalecer sustancialmente el apoyo a la inclusión y las necesidades de desarrollo a largo plazo en las comunidades de acogida, un reconocimiento de que, para la mayoría de los 25,9 millones de personas refugiadas en todo el mundo, el exilio dura años o incluso décadas.

El sector privado asumió la más amplia gama de compromisos para las personas desplazadas por la fuerza. Brindar oportunidades de empleo a las personas refugiadas también ha recibido un fuerte apoyo, crucial para facilitar que estas personas recuperen su dignidad y retribuyan a las comunidades en las que viven. Además de los compromisos humanitarios y de desarrollo, grupos empresariales comprometieron más de 250 millones de dólares estadounidenses. Al menos 15.000 empleos estarán disponibles para las personas refugiadas a través de estas iniciativas. También habrá unas 125.000 horas por año de asesoría legal gratuita.

El Foro ha tenido seis áreas temáticas principales: educación, empleo, energía e infraestructura, responsabilidad compartida, protección y soluciones como el reasentamiento. La mayoría de los compromisos se han hecho en las áreas de protección y educación, la primera implicando en muchos casos cambios en los ámbitos legales y políticos para promover la inclusión, y la segunda creando espacios potenciales para que muchos más niños y niñas refugiados vayan a la escuela y mejoren sus proyectos de vida.

La cuestión de cómo crear las mejores condiciones para el retorno seguro y voluntario de las personas refugiadas también ha sido uno de los temas principales. Ha habido compromisos de varios países de origen en relación con el retorno voluntario y la reintegración de personas refugiadas y otras comunidades desplazadas.

El Foro es un elemento clave del nuevo Pacto Mundial sobre los Refugiados que fue adoptado por los Estados miembros de la ONU en Nueva York en diciembre de 2018. Según el Pacto, los Foros Mundiales sobre los Refugiados se llevarán a cabo cada cuatro años, lo que significa que el próximo foro está programado para finales de 2023.