El Frente Polisario, el movimiento independista saharaui, ha dado luz verde en su Congreso trienal a “intensificar la lucha armada” contra Marruecos en el Sáhara Occidental. Esta decisión se ha tomado en el marco de la nueva estrategia del Frente Polisario, tras la ruptura en 2020 del alto el fuego con Rabat.

Durante la reunión, que se extenderá hasta este sábado, se elegirá el liderazgo del partido que actualmente ostenta Brahim Ghali y se fortalecerá la vía diplomática y la situación en los “territorios ocupados” controlados por Marruecos. Además, se ha establecido como requisito obligatorio la “experiencia en combate” de los candidatos a secretario general”.

También se ha acordado reforzar la comunicación y la gestión de los campamentos en territorio argelino donde residen más de 170.000 refugiados saharauis, según ACNUR.

Por otra parte, el Parlamento Europeo ha puesto fin a un silencio histórico sobre los abusos de derechos humanos por parte de Marruecos, así como han pedido que se prohíba a los representantes marroquíes la entrada a la institución mientras las investigaciones del QatarGate continúan, y que se han ampliaco al MoroccoGate.

Sin embargo, la delegación española del PSOE ha votado en contra, aislada junto a la extrema derecha de Marine Le Pen, respondiendo a los intereses de Rabat.

DEJA UNA RESPUESTA