El ministro saharaui reveló contactos oficiales entre Washington y el Frente Polisario para discutir la situación en el Sáhara Occidental.

Por Sidi Maatala/ECS

Madrid (ECS).- El Frente Polisario mantuvo su primer encuentro no oficial con la administración Biden con la declaración ilegal de Trump sobre el reconocimiento del Sáhara Occidental como telón de fondo, un asunto que ha sido revelado por el ministro saharaui de asuntos exteriores en declaraciones a la televisión pública alemana, DW.

En su entrevista, el canciller saharaui no dio mas detalles sobre el contenido de los contactos que tuvo la administración de Biden con el Frente Polisario. Tampoco reveló donde se realizaron estos encuentros.

El jefe de la diplomacia saharaui confirmó en su entrevista con Deutsche Welle, la Voz de Alemania, que el Frente Polisario informó a los estadounidenses de la necesidad de actuar de forma urgente para obligar a Marruecos a respetar sus compromisos con los acuerdos firmados bajo los auspicios de la ONU.

La nueva administración de EE.UU dio un giro respecto a la decisión de Donald Trump en el Sáhara Occidental, el portavoz del secretario de Estado de Estados Unidos, Ned Price, ha declarado el pasado miércoles que «existen unas diferencias muy importantes y profundas» hacia la región del Magreb respecto a las políticas de la Administración actual en comparación con las del expresidente, Donald Trump, en lo que incluye, de forma general, al Sáhara Occidental.


“Respecto al Sáhara Occidental, es un tema que estamos discutiendo directamente con nuestros interlocutores y actores implicadas, España y la región”, señaló Price en un briefing en la sede del Departamento de Estado en Washington. En estos momentos, se están produciendo “consultas privadas entre las partes sobre cómo frenar la violencia y llegar a a una solución duradera”, señaló en aparente alusión a la situación en el Sáhara Occidental tras el estallido de la guerra entre el Frente Polisario y Marruecos.

Al ser preguntado sobre la posición de Estados Unidos con respecto a Marruecos y el Sáhara Occidental, Price ha explicado que se encuentran «directamente» discutiendo con las partes implicadas y otros actores de la región. «En términos más generales, hay muy poca continuidad, creo que es seguro decirlo, en lo que respecta a nuestro enfoque de la región», ha aclarado, especificando que, «no hay nada que anunciar sobre este asunto» de forma concreta.

“Hay algunas diferencias importantes y muy profundas” entre la anterior administración y “lo que hemos hecho nosotros” en la región, replicó Price en declaraciones a La Vanguardia, que expresó su incomodidad con el relato de que su administración ha optado por dar continuidad total a las decisiones adoptadas por Trump en Oriente Medio.

Ould Salek consideró que ha llegado el momento de que Estados Unidos desempeñe un papel positivo, y que la política de hacer la vista gorda respecto a la situación en el Sáhara Occidental es incorrecta y puede ser contraproducente después del estallido de la lucha armada en el Sáhara Occidental.

Tras las palabras, el canciller saharaui añadió que el Frente Polisario permanece abierto a un diálogo con Marruecos para desbloquear el estancamiento actual. «Pero el Consejo de Seguridad debe dar una explicación de la razón por la que no se implementó el acuerdo de paz firmado entre las dos partes implicadas, y las razones por las que la MINURSO aún no ha podido implementar su mandato de organizar el referéndum en el territorio», recalca Salek.

El ministro saharaui ha reclamado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que «acelere el proceso de paz» frente a la «obstrucción» por parte de Marruecos. «El Consejo de Seguridad debe asumir sus responsabilidades en cuanto a la causa saharaui», advierte el jefe de la diplomacia saharaui.

«Tras treinta años de obstrucción por parte de Marruecos a la aplicación del acuerdo firmado con la parte saharaui, bajo los auspicios de las Naciones Unidas en 1991, se hace necesario que el Consejo de Seguridad de la ONU acelere el proceso de paz para poner fin a la ocupación marroquí y cerrar así el capítulo de la descolonización del Sáhara Occidental», ha dicho Salek en declaraciones a DW.

Finalmente, el canciller saharaui confirmó que la paz en el Sáhara Occidental está vinculada al respeto por parte de Marruecos a las fronteras heredadas del colonialismo. «La Corte Internacional de Justicia ya rechazó, en 1975, las reclamaciones de Marruecos sobre los territorios saharauis y ni la Unión Africana ni la Unión Europea reconocen la supuesta soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental», concluye su intervención.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA