La crisis sanitaria está afectando de una u otra manera a los ciudadanos de a pie. A través de las redes sociales, algunos han denunciado esta situación al mismo tiempo que ponían precio a sus bienes preciados. Este ha sido el caso de una estudiante que quería vender su violín para poder pagarse los estudios.

Todo comenzó cuando una chica publicó un tuit en el que ponía a la venta su instrumento. «¡Hola! Estoy vendiendo mi violín porque necesito dinero para estudiar y mi situación económica no es la mejor ahora mismo. Está en perfecto estado y es de bastante buena calidad. Me está costando mil encontrar a alguien que quiera darle otra vida, me ayudaríais mucho con un RT», escribió la chica.

La publicación llegó hasta James Rhodes y éste decidió escribirle para que conservara su instrumento. «Preferiría que conservaras tu amado violín. Y estaría muy feliz de enviar 1000 euros a su cuenta bancaria. Si eso no te ofende», le escribió el pianista por mensaje privado.

El gesto fue ampliamente aplaudido en redes, excepto por una minoría que tachaba la historia de falsa. El usuario @Lebombardier_ incluso llegó a crear una encuesta para dilucidar el realismo de la historia. Ante ello, Rhoder publicó un comentario: «¿Qué tipo de persona inventaría algo así? En serio amigo. El mundo es lo suficientemente oscuro sin tanto cinismo», al que añadió la captura de pantalla de la transferencia: 1300 euros, el coste original del violín.