El gerente del grupo funerario El Salvador, Ignacio M.V., ha abandonado la prisión de Valladolid al depositar una fianza hipotecaria que cubre los 800.000 euros exigidos para su puesta en libertad por la juez del caso, que investiga la supuesta autoría de delitos económicos en la empresa.

El gerente de la funeraria ha salido de la cárcel tras dos meses en prisión preventiva, después de su detención junto a más de un veintena de personas en la operación policial Ignis, que investiga cómo supuestamente usaron ataúdes más baratos para incinerar a los finados que los comprados por sus familiares.

La fianza hipotecaria fue presentada el pasado jueves, 21 de marzo, y al día siguiente fue designado un perito judicial, quien ayer jueves planteó en al juzgado la tasación de los bienes ofrecidos, han informado a Efe fuentes jurídicas.

La Fiscalía ha informado favorablemente sobre la suficiencia de la fianza prestada y el Juzgado ha ordenado posteriormente la puesta en libertad.

Una hermana del gerente, quien también había sido arrestada, abandonó la cárcel el pasado 18 de marzo al depositar otra fianza hipotecaria, en este caso valorada en 200.000 euros, mientras el padre de ambos, propietario de la empresa, continúa en prisión.

En concreto, el Juzgado de Instrucción Número 6 centra la investigación por el momento en delitos continuados de estafa y falsedad, contra la hacienda pública, blanqueo y organización criminal, que pudieron cometerse durante veinte años y afectar a unos 6.000 féretros.

DEJA UNA RESPUESTA