«Pensamos que hay bastante reflexión pendiente de hacer al respecto, pero serán las fuerzas políticas representadas en el Parlamento las que deban activar ese debate», ha reconocido la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Celaá ha advertido de que hoy por hoy los comités electorales de cada partido deciden «legítimamente» y «con absoluta discrecionalidad» dónde acuden a debatir con otros partidos, pero se ha mostrado partidaria de actualizar las normas por las que se rige RTVE a la hora de organizar los debates electorales y que impiden la participación de fuerzas que no hayan recabado un mínimo del 5% de apoyos en una convocatoria electoral de carácter nacional.

En cualquier caso, la portavoz ha precisado que el Consejo de Ministros no ha entrado a debatir acerca de esta cuestión. Celaá sí ha opinado que la «discrecionalidad» con la que los partidos eligen los foros para sus debates electorales «no quiere decir injusticia».

No obstante, sí se ha mostrado partidaria de abrir una reflexión al respecto. «Sí merecería la pena, quizá, pero esto debe ser un debate que se someta al resto de fuerzas políticas también, el hecho de establecer debates de una manera mucho más pautada, más regulada, es un asunto que efectivamente está pendiente», ha reflexionado.

De hecho, la ausencia de una regulación más clara a este respecto explica la historia «muy irregular» que tiene la democracia española en lo que se refiere a la tradición de los debates electorales, ha comentado. «Es una cuestión a reflexionar y que probablemente si las fuerzas políticas lo consideran así, debemos regularlas pronto», ha zanjado.

La decisión del Comité Electoral del PSOE de aceptar tan sólo la participación de Sánchez en el debate ‘a cinco’ ofrecido por Atresmedia para el próximo 23 de abril y rechazar el formato ‘a cuatro’, sin Vox, de TVE, ha recibido críticas del resto de formaciones políticas, así como las del Consejo de Informativos del ente público que le acusaron de despreciar la televisión pública.

El secretario de Organización del PSOE y coordinador de campaña, José Luis Ábalos, ha justificado la decisión por el interés de su partido en obligar a Vox a dar «la cara» y a salir de la campaña de «whatsapps y ‘fake news’ diarias» con la que están trabajando.

Otras fuentes socialistas advierten de que haber excluido a Vox de su participación en el debate electoral por no tener aún representación en el Parlamento habría permitido a la formación que lidera Santiago Abascal explotar su papel de víctima.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario