España forma parte de la Alianza para el Gobierno Abierto desde el año de su creación en 2011 y es uno de los 79 países integrados. Esta Alianza busca que los gobiernos sean más transparentes, rindan cuentas y mejoren la capacidad de respuesta, con el objetivo de mejorar la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos.

Desde el años de su integración, España ha presentado tres planes de gobierno abierto siguiendo las guías y recomendaciones de la Alianza, y ha recibido soporte y asesoramiento de forma continuada.

La contribución financiera de España hace posible el derecho a voto y formar parte del Comité de Dirección, con una mayor presencia, capacidad de influencia y peso de nuestro país en esta Institución de referencia a nivel internacional.