Pedro Sánchez viajó ayer a Milán, donde se ha encontrado con el alcalde de la ciudad, Giuseppe Sala, y con la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

La reunión con la Alta Representante se ha centrado en el contexto político en el que se celebrarán las elecciones europeas de 2019. Sánchez y Mogherini han compartido su preocupación por el auge de posiciones extremistas, populistas y xenófobas en Europa, y por el posible peso que puedan lograr en el Parlamento Europeo partidos eurófobos o euroescépticos. Para combatir este tipo de movimientos Pedro Sánchez ha trasmitido a Federica Mogherini la necesidad de acelerar la integración europea. Ambos han intercambiado puntos de vista sobre el proceso de renovación del Ejecutivo comunitario que tendrá lugar el próximo año, y que incluye el cargo de la Alta Representante.

En su encuentro con el alcalde de Milán, el presidente Sánchez ha subrayado la apuesta de Giuseppe Sala por el desarrollo sostenible en una ciudad modelo en reciclaje. También ha destacado el compromiso del alcalde por hacer de su ciudad un referente de apertura e integración frente al auge de los movimientos populistas, en línea con otros alcaldes progresistas de grandes ciudades.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario